Publicado el 18-03-2020
Comunicado

COVID19: ASIET llama a hacer un uso responsable de los servicios de telecomunicaciones para garantizar la calidad del servicio en América Latina ante incrementos del tráfico

  • La Asociación Interamericana de Empresas de telecomunicaciones (ASIET) aconseja priorizar, en horario laborable, el uso de la de red para teletrabajar o estudiar de forma remota.
  • Se insta a las autoridades relacionadas con el Comercio Exterior a que consideren prioritario el mantener abierta la cadena de abastecimiento de los equipos, tarjetas y en general los suministros necesarios para sostener en pleno funcionamiento las redes de telecomunicaciones, como elementos esenciales para paliar los efectos económicos y sociales de esta coyuntura.
  • ASIET comparte la recomendación de hacer uso de las redes fijas, además de las móviles y datos, como han aconsejado las operadoras de los países más afectados.

Las telecomunicaciones son hoy un servicio esencial para garantizar el acceso a herramientas, servicios y plataformas para el trabajo y el estudio remotos, así como para mantenernos comunicados e informados. Por ello, en previsión del incremento de uso de internet que podría producirse en la región como consecuencia de las medidas adoptadas para frenar la expansión del COVID-19, ASIET recomienda hacer un uso responsable del ancho de banda disponible priorizando en horario laboral las tareas de teletrabajo y enseñanza virtual. Además, aconseja usar las llamadas entre teléfonos de línea fija y evitar picos de tráfico que dificulten en determinado momento la disponibilidad.

La infraestructura de telecomunicaciones es una de las más desarrolladas en la región y cuenta con gran capacidad para sostener aumentos en la demanda de tráfico. Adicionalmente, las operadoras trabajan para incrementar esta capacidad. No obstante, el esfuerzo de la industria para atender la creciente demanda y garantizar la continuidad en el servicio debe ser acompañado por un uso inteligente de los recursos de la red. Entre las recomendaciones para hacer frente a esta situación y garantizar la disponibilidad de la conectividad para los servicios de primera necesidad como salud y seguridad durante este tiempo, se encuentran: descargar únicamente archivos necesarios y/o hacerlo en horas no laborables (preferiblemente durante la noche); tratar de no enviar archivos pesados, sino comprimirlos o compartir vínculos a los mismos; evitar en lo posible el mailing masivo,  priorizar el uso de herramientas colaborativas sin video; reservar el uso de ocio de la red para horarios de menos tráfico; o desactivar aplicaciones y cerrar las páginas web que no se estén usando en el momento.

Hacemos un llamado respetuoso a las autoridades regulatorias para que de forma proactiva, coordinada y diligente hagan una revisión integral de los reglamentos emitidos a efectos de que, de manera transitoria, se ajusten los indicadores de cumplimiento obligatorio, sobre todo los relacionados con atención presencial, tiempos de atención vía telefónica, entregas físicas de información, entre otros, dadas las restricciones indispensables impuestas por los responsables de atender la emergencia sanitaria. Además, se sugiere que se otorguen las facilidades necesarias para que las labores de mantenimiento y reparación que puedan requerirse para el funcionamiento óptimo de las redes de telecomunicaciones puedan llevarse a cabo sin contratiempos ni obstrucciones, en los casos en los que se ha restringido la circulación de personas o las actividades en áreas públicas. Asimismo, instamos a las autoridades relacionadas con el Comercio Exterior de la región, para que consideren prioritario, el mantener abierta la cadena de abastecimiento de los equipos, tarjetas y en general los suministros necesarios para sostener en pleno funcionamiento las redes de telecomunicaciones, como elementos esenciales para paliar los efectos económicos y sociales de esta coyuntura.

Las operadoras de telecomunicaciones son conscientes de su responsabilidad en este contexto y están comprometidas con trabajar para mantener la conectividad y apoyar las necesidades de la población, por lo que están poniendo su mejor esfuerzo para ser un aliado en esta crisis, con diferentes iniciativas para proteger a los usuarios, dar facilidades y flexibilidad, y paliar los efectos negativos de la situación actual. ASIET subraya que el uso racional garantiza que la calidad de los servicios sea sostenible en el tiempo en caso de prolongarse o intensificarse el escenario actual; por lo que las medidas sugeridas son acciones primordiales para enfrentar de manera conjunta este complejo momento. Finalmente, queremos recalcar que, circunstancias como las actuales reafirman la importancia de promover, de manera conjunta, como deber ético, el cierre de la brecha digital.