Publicado el 02-06-2020

Beneficios de la educación en línea para la población vulnerable

“En AT&T creemos que la tecnología, al servicio de las personas, habilita el acceso a mejores oportunidades de crecimiento académico y laboral”: Daniel Ríos, Vicepresidente Adjunto de Asuntos Externos de AT&T en México.

La situación que vivimos hoy está cambiando muchas de las formas en las que interactuábamos, trabajábamos, estudiábamos y nos entreteníamos hasta hace algunas semanas. En AT&T vamos más allá de ser una empresa de telecomunicaciones. Tenemos el compromiso de generar un impacto en las comunidades donde operamos.

La inclusión digital es un reto multifactorial que depende de: acceso a infraestructura (cobertura de la red), paquetes y equipos asequibles, y habilidades digitales. En 20 años, 90% de todos los trabajos requerirán habilidades digitales[1]. Por ello resulta esencial ayudar a que la gente esté mejor preparada, acercando oportunidades de aprendizaje y eliminando barreras sociales, económicas, de género o cualquier otra índole.

Un estudio de la Asociación de Internet de México muestra que el 44% de los mexicanos que estudian, lo hacen en una modalidad mixta (en línea y presencial) y sólo un 13% lo hace completamente en línea. Con un mayor uso de la tecnología para temas educativos, se podrían ver mejoras significativas:             

    • Aumentar el acceso al aprendizaje y la capacitación como una cuestión de equidad
    • Brindar oportunidades para actualizar las habilidades de la fuerza laboral
    • Mejorar la rentabilidad de los recursos educativos
    • Mejorar la calidad de las estructuras educativas existentes
    • Mejorar la capacidad del sistema educativo
    • Equilibrar las desigualdades entre grupos de edad

 Con el objetivo de apoyar causas específicas de alimentación, salud y educación a distancia para beneficiar a personas vulnerables que han sufrido los efectos de la pandemia de COVID-19, AT&T en México donará $30 millones de pesos a organizaciones de la sociedad civil que trabajan para combatir el impacto de la crisis.

En conjunto con Reinserta, fundación que trabaja con el sistema penitenciario para romper con los círculos de delincuencia y violencia, se ayudará a mantener la conectividad para dar seguimiento al Modelo de Reinserción Social para Adolescentes y Jóvenes, quien de la mano de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), proporciona las herramientas necesarias para que jóvenes puedan construir una vida alejada del delito.

Este donativo beneficiará a más de 130 jóvenes durante 6 meses en 5 centros de la Ciudad de México y Zona Metropolitana:

    • Centro de internamiento “Quinta del Bosque
    • Centro Varonil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla (CEVARESO)
    • Comunidad de Atención Especializada para mujeres (CAEM)
    • Centro de Internamiento y Adaptación de Adolescentes Infractores Constituyentes
    • CRAJ: Centro de Reinserción para adolescentes y jóvenes

*Una colaboración de AT&T México