Publicado el 10-11-2020
Jornadas Internacionales ATVC-CAPPSA

Mejoras del marco institucional, colaboración público-privada con mirada transversal, reformas impositivas y desarrollo de habilidades digitales, entre las prioridades para el desarrollo del sector digital en América Latina

  • En el marco de las Jornadas Internacionales organizadas por la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC) y la Cámara Argentina de Productores y Programadores Audiovisuales (CAPPSA), ASIET, el BID, CEPAL y la OCDE conversaron sobre los desafíos del entorno económico y regulatorio del sector digital en la región.
  • Maryleana Méndez (ASIET) destacó la importancia de la seguridad jurídica para la promoción de inversiones: “contar con regulaciones claras y estables, tener una institucionalidad sólida y apostar por el diálogo público privado que permita construir consensos y alcanzar objetivos compartidos”

En su 30º aniversario las Jornadas Internacionales de ATVC y CAPPSA reúnen a la industria de la TV por Cable de Argentina, América Latina, EEUU, Europa y Asia para conocer las últimas novedades del sector y a través de conferencias técnicas y de interés general sobre regulación, piratería, transformación digital, 5G e innovación en el mercado audiovisual. En este marco, se celebró la sesión acerca del escenario económico y regulatorio del sector en la región, con la participación de Maryleana Méndez, Secretaria General de ASIET, Audrey Plonk, Jefa de la División de Políticas de Economía Digital de la Dirección de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) de la OCDE, Sebastián Nieto Parra, Jefe de la Unidad de América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la OCDE, Alejandro Patiño, Oficial de Asuntos Económicos de la CEPAL y Antonio Garcia Zaballos, Especialista Líder en materia de telecomunicaciones, Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En su intervención inicial, Maryleana Méndez recordó que «las telecomunicaciones han sido esenciales en el mantenimiento de las actividades económica, educativas, comerciales y relacionamiento social» y expuso que «a diferencia de lo que puede ser una idea extendida, el sector telecomunicaciones no es uno de los ganadores durante la pandemia. Los operadores han visto caer sus ingresos y aumentar la morosidad», y apuntó a que pese al reconocimiento de la esencialidad de los servicios TIC para el crecimiento económico, en paralelo ha habido modificaciones a marcos legales que no guardan consistencia con estas declaraciones y podrían afectar negativamente al desarrollo del sector.

La Secretaria General de ASIET explicó que mientras los ingresos de los operadores se reciben en moneda nacional, buena parte de sus insumos están dolarizados, por lo que Las devaluaciones están impactando negativamente en la balanza de ingresos y gastos de las empresas. «En el caso de Argentina, la congelación de precios en un entorno de alta inflación y devaluación agrava los impactos negativos de la crisis», aseveró. En este sentido subrayó la preocupación por el Decreto de Necesidad y Urgencia publicado en Argentina cuya declaración de servicio público para los servicios TIC “no es garantía per se de acceso y mucho menos la intervención tarifaria. Es necesaria una reflexión pausada sobre estos temas».

Por otro lado, Méndez expuso que durante la pandemia hemos asistido a buenas prácticas para la promoción de las inversiones para el desarrollo del sector, como flexibilización regulatoria y fiscal, la puesta a disposición de espectro, o la homologación de normativas para el despliegue. La ingeniera costarricense cerró su intervención afirmando que para que la digitalización brinde bienestar a la población, se requiere la formación de capacidades e impulsar la seguridad y privacidad de la información personal, y el combate a la piratería. “En el corazón del proceso de recuperación económica se debe mantener una nueva generación de alianzas público privadas que sean eficaces. La recuperación económica será digital o no será», concluyó.

Por su parte, Sebastián Nieto Parra (OCDE) comentó algunas conclusiones del informe ‘Latin America economic outlook report‘ producido por el Centro de Desarrollo de la OCDE, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Unión Europea (UE). El mismo, destaca la importancia de la transformación digital para la recuperación económica post Pandemia. Nieto Parra explicó que la caída del PIB per capita llevará a la región a niveles de 2009, pero subrayó la rapidez de los países para enfocar sus políticas en la protección de los ciudadanos más vulnerables. El Jefe de la Unidad Regional del Centro de Desarrollo de la OCDE hizo hincapié en la importancia de ampliar las competencias digitales, aumentar el acceso y uso de las TIC, y la digitalización de las empresas para la recuperación económica. Así mismo, señaló que es una buena noticia que en la mayoría de los planes de desarrollo los países están incluyendo aspectos vinculados a la transformación digital, aunque instó a alinear las agendas digitales y pasar de la planeación a la acción.

También desde la OCDE, Audry Plonk, de la División de Políticas de Economía Digital, apuntó a extender el uso de fibra y redes fijas para generar mayor capacidad y velocidad, destacando la complementariedad entre las redes fijas y móviles, para lo que “es esencial facilitar los despliegues de redes”. Plonk subrayó como desafío el costo impositivo para el sector en la región; y llamó a mejorar el marco institucional y regulatorio sectorial, reformar el sistema impositivo, mejorar las condiciones de mercado y fortalecer la toma de decisiones basada en datos.

Alejandro Patiño (CEPAL) expuso que por efecto de la pandemia podrían cerrar 2,7 millones de empresas y aumentarían en 18 millones los desempleados. Además, apuntó a un deterioro de los ingresos de los operadores, lo que podría influir en las inversiones futuras y en el despliegue de nuevas tecnologías como el 5G. Patiño señaló que las redes de telecomunicaciones son un elemento estratégico del funcionamiento económico y social de los países, por lo que llamó a atender las políticas de espectro, el tema fiscal y la flexibilización regulatoria. Sobre los aumentos de tráfico en teletrabajo, educación online, e-commerce y sitios webs empresariales explicó que “ha habido una aceleración de la adopción digital del aparato productivo», por lo que «es importante más que nunca que los países tengan una visión integral de la política digital», lo que requiere “una política digital transversal en los distintos niveles de gobierno”, con foco en lo municipal. Acerca del futuro del trabajo, insistió en que “la población en su conjunto requiere tener las habilidades digitales necesarias para incorporarse a la nueva economía y esto necesita la coordinación de políticas en todo el ciclo educativo”.

Finalmente, Antonio García Zaballos (BID) señaló que la pandemia ha puesto de manifiesto la importancia estratégica de la infraestructura digital y de tener las habilidades que permitan a los usuarios tener un mayor aprovechamiento del uso tecnológico. Zaballos destacó además la importancia del rol público para abordar la universalización del acceso y la digitalización de los servicios. También se refirió a la importancia de desarrollar un entorno institucional que permita la transversalidad en el diseño e implementación de las políticas públicas digitales. “Es muy importante hacer zoom en regiones donde en este momento no existe un desarrollo digital suficiente para que se puedan beneficiar de esta transformación desde el punto de vista de integración social y económica”, cerró.

Para conocer más acerca de las Jornadas Internacionales que se celebran del 10 al 12 de noviembre de 2020 puede visitarse el sitio: https://www.jornadasinternacionales.com/