Elecciones México

ASIET llama al próximo gobierno mexicano a priorizar la agenda de digitalización para impulsar el desarrollo económico y social del país

  • El próximo sexenio será crucial para definir la manera en la que México se incorpore al acelerado cambio que la digitalización está impulsando en las economías a nivel internacional.

  • Para afrontar los retos en materia de digitalización que tiene el país, ASIET recomienda establecer marcos adecuados para la inversión privada en infraestructura de conectividad, propiciar un escenario favorable al despliegue de infraestructuras, ampliar la disponibilidad de espectro radioeléctrico, eliminar impuestos específicos para facilitar una mayor universalización de los servicios y el fortalecimiento de la economía digital mexicana.

Ciudad de México, 29 de junio 2018. La Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) compartió con representantes de los equipos de trabajo de los principales candidatos presidenciales una propuesta para el impulso de la agenda digital de México durante el próximo sexenio, con el objetivo de que el nuevo gobierno priorice la transformación productiva del país a través del uso intensivo de las TIC, el cierre de la Brecha Digital y el despliegue de redes de conectividad de Clase Mundial.

Según expone la ‘Agenda Digital para el desarrollo de México’ compartida por ASIET, “México enfrenta enormes retos para lograr una transformación que le permita conducirse de manera decidida por la vía del progreso, la igualdad de oportunidades para su población, la unidad, la cohesión social y la mejora en la calidad de vida mediante el empleo, la provisión de mejores servicios y la instauración de condiciones de bienestar en los diversos sectores sociales, sobre todo en los menos favorecidos”. Por lo que “la próxima administración federal debe encarar estas necesidades de manera decidida y, para lograrlo, resulta imprescindible avanzar hacia el desarrollo por medio del crecimiento económico, la transformación productiva y las políticas públicas que favorezcan la inclusión y las oportunidades para todos”.

ASIET pone el foco en la necesidad de aumentar la productividad para mantener altas tasas de crecimiento. La Asociación de Telecomunicaciones alerta de que “el crecimiento económico de los próximos 15 años podría ser hasta un 50% inferior al de los 15 años precedentes” si no se da un cambio en la productividad, el cual pasa por la digitalización, esto es “una adopción intensiva por parte de individuos, empresas y gobierno de las TIC”. El documento compartido establece que “un avance en el índice de digitalización del 1% resulta en un incremento de 0,32% en el PIB y de 0,26% en la productividad laboral”.

La Agenda Digital propuesta aclara que “si México aspira a lograr una transformación profunda de las condiciones económicas y sociales desfavorables que afronta requiere aprovechar al máximo el potencial que las TIC poseen y considerar a la digitalización como una prioridad impostergable”. Para lo que se considera indispensable “consolidar la infraestructura digital nacional, desarrollar industrias digitales locales y, en consecuencia, lograr una intensiva digitalización de la producción en el país”.

La digitalización en México implica enfrentar dos desafíos fundamentales: el de la conectividad, que conlleva el cierre de la brecha digital y el desarrollo de una infraestructura de telecomunicaciones de clase mundial; y el de la productividad, que supone una transformación de los procesos productivos mediante el uso intensivo de las TIC en la economía. Como medidas clave para México, ASIET señala “la creación de capacidad para ofrecer servicios en zonas de difícil acceso, la apropiación de las TIC en las escuelas y su incorporación en las diversas actividades económicas”.

La gremial de las telecomunicaciones subraya que México ha tenido avances significativos desde la reforma constitucional de 2013, en acceso, capacidad y precios de los servicios. Entre 2013 y 2017 los precios disminuyeron más de un 25% y el acceso a Banda Ancha Fija pasó del 41% al 50% de los hogares, mientras que 2 de cada 3 mexicanos ya tiene Banda Ancha Móvil. En este periodo, la economía mexicana creció en promedio por debajo del 3% anual, las telecomunicaciones lo hicieron por encima del 11%. En 2013, el PIB del sector representaba el 1.7% del PIB nacional, y hoy roza el 2,5%. Durante estos años  la industria invirtió más de 300 mil millones de pesos, lo que supone más crecimiento, empleo y desarrollo.

Pese a estos avances, y el compromiso de la industria con el desarrollo del país, ASIET señala que México aún mantiene “retos mayúsculos” en materia digital. Como “el acceso a Internet por parte de grupos poblacionales con menores niveles de ingreso”.  Se observan los casos de Chiapas, Oaxaca y Guerrero, donde “no alcanzan el 40% de líneas por cada 100 habitantes”. El documento compartido también señala como desafío el crecimiento exponencial del tráfico de datos que se está dando y se dará en los próximos años.

Para afrontar los retos en materia de digitalización que tiene el país, ASIET establece una serie de “prioridades de la Agenda Digital para el periodo 2018-2022” entre las que se encuentran establecer marcos adecuados “para la inversión privada en infraestructura de conectividad” – actualizando la regulación a la era de la convergencia,  basándose en principios horizontales y con un régimen fiscal orientado a la neutralidad tecnológica-; “propiciar un escenario favorable al despliegue de infraestructuras” -simplificando y homologando los trámites para la obtención de licencias y dando certidumbre y seguridad jurídica a largo plazo-;  ampliar la “disponibilidad de espectro radioeléctrico” -adjudicándose en función del mayor beneficio social y no por objetivos de recaudación fiscal-; “eliminar impuestos específicos para facilitar una mayor universalización de los servicios” -reconsiderándose impuestos como el IEPS para generar una mayor disponibilidad de recursos para la inversión en infraestructura y el desarrollo de nuevos servicios-; y el “fortalecimiento de la economía digital” -avanzando en el desarrollo del internet industrial, creando las condiciones para que los servicios digitales nacionales puedan competir de manera efectiva en el Ecosistema Digital y dando un salto en materia de formación y habilidades digitales-.

El documento hecho público por ASIET finaliza afirmando que “la digitalización, sustentada en acciones y transformaciones como las que proponemos, representa una oportunidad inigualable para impulsar el desarrollo económico y social de México”. El próximo gobierno “tiene la importante responsabilidad de trazar el rumbo para los años venideros, que se advierten críticos para el posicionamiento del país en el ecosistema digital regional”. Con esta propuesta, la industria de las telecomunicaciones invita al futuro gobierno a un diálogo permanente para el desarrollo digital de México. De las decisiones que tome el ejecutivo entrante “dependerá si el país es capaz de generar las condiciones necesarias para transitar hacia una digitalización efectiva, que impulse la productividad, el crecimiento económico y el desarrollo social incluyente”.

Descarga aquí el documento Una agenda Digital para el desarrollo de México compartido por ASIET.

Compartir