Digitalización de Costa Rica, un asunto de Estado

Esta nota fue originalmente publicada en La República  con motivo del 17 de mayo: Día de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la información

Este 17 de mayo se celebra el Día mundial de las telecomunicaciones y la Sociedad de la Información. Se cumplen 50 años del establecimiento de esta fecha por Naciones Unidas, que procura generar reflexión sobre las posibilidades que ofrecen las TIC para mejorar nuestras sociedades y el desarrollo económico de los países. El avance en este medio siglo es notorio, en el mundo más del 50% de la población hace uso de Internet, y la transformación digital que es impulsada por esta conectividad es un fenómeno sin fronteras. Los países con una adecuada estrategia digital transformarán sus sociedades de forma positiva y multiplicarán las oportunidades de sus ciudadanos.

Hoy, Costa Rica ocupa lugares de privilegio en conectividad. En 2017 se contaba con una penetración de 97,6 conexiones a Banda Ancha móvil por cada 100 habitantes y 68,6 de Banda Ancha fija por cada 100 hogares. Sin embargo, el propósito de la celebración no solo es destacar los logros, sino reflexionar sobre los retos que tenemos por delante para potenciar en el país el uso productivo de esta conectividad, instalar los incentivos correctos para una inversión sostenida por parte de los operadores de telecomunicaciones y que los habitantes puedan disfrutar de una sociedad digital segura, eficiente y productiva.

La Estrategia de Transformación Digital hacia la Costa Rica del Bicentenario 4.0. prioriza en su eje ‘Costa Rica conectada’, la ejecución de la normativa del Plan de acción de Infraestructura de Telecomunicaciones, la gestión de espectro radioeléctrico, la articulación del trabajo de las instituciones que conforman la Comisión de Infraestructura y la Comisión de banda ancha y el desarrollo de la infraestructura vial de la mano con el desarrollo de las TIC, lo cual permite asegurar que la instalación de infraestructura de telecomunicaciones tiene la relevancia estratégica para que sea un asunto de Estado, donde se generen compromisos y acciones concretas de los involucrados, lo cual es congruente con los objetivos de lograr la transformación digital del país.

Sin embargo, el desarrollo de infraestructura de redes es un proceso de alta complejidad administrativa. Existen, en grandes números, 17 leyes que establecen obligaciones a 13 instituciones (visualizando el sector municipal como una sola dependencia y no 82 como efectivamente lo es) lo cual atomiza, retrasa y encarece el despliegue de la infraestructura digital. Los esfuerzos de las autoridades del sector han sido muchos, pero la sensibilización, convencimiento y trabajo activo de otras organizaciones no llegan al mismo nivel. En promedio se invierten 150 días para obtener los permisos de un sitio de la red móvil, pero hay permisos que han estado 300 días en trámite y al final se recibe un rechazo. Los accesos a postería varían entre 6 y 89 días para la viabilidad de la instalación de fibra óptica, eso se hace aún más crítico si se considera la inexistencia de ductos para la instalación subterránea de los cableados, salvo en contadas excepciones en cabeceras de provincia.

La línea estratégica del desarrollo de Infraestructura vial de la mano con el desarrollo de telecomunicaciones es no solo oportuno, sino indispensable, pues la instalación de ductos de telecomunicaciones en las obras de infraestructura permite generar redes más seguras y resilientes para las fibras de transporte, que traen y llevan la indispensable capacidad internacional de Internet, (es decir lo que permite conectarse con industrias, aplicaciones y soluciones en otros países) asimismo estos ductos permitirían establecer acometidas para que las fibras mejoren su capilaridad hacia las poblaciones en las cercanías de estas autopistas. La instalación de ductería durante la construcción o mantenimiento profundo de las carreteras representa un costo marginal con relación al costo total del proceso constructivo, sin embargo, la sola instalación de esta ductería en procesos separados es sumamente onerosa y muy invasiva para la circulación vial.

Por otra parte, las autoridades municipales son actores de primera línea en el desarrollo digital de sus cantones, por lo que estas preocupaciones por el bienestar de sus habitantes deben traducirse en el establecimiento de marcos normativos en esta materia consistentes, coherentes y eficientes, que maximicen el uso de los espacios públicos para las instalaciones de infraestructura, a costos muy razonables o bien sin costo, esta última estrategia ya implementada en otros países latinoamericanos.

Esta relevancia estratégica cierra el ciclo con un uso eficiente de espectro radioeléctrico, donde debe prevalecer la visión de futuro y consecuentemente una planificación y calendarización ajustada de la puesta a disposición del espectro, lo que permitirá preparar las redes para las demandas de ancho de banda de la nueva economía. La celebración del día de la Internet necesariamente debe pasar por instalar en la agenda nacional un diálogo amplio entre las múltiples partes interesadas para que las soluciones hoy habiliten las redes del futuro cercano para el beneficio de la sociedad costarricense, fortalecer el crecimiento económico, y multiplicar las oportunidades para todos.

“Los reguladores deben evitar una carga regulatoria onerosa e innecesaria a la conectividad, al contenido de internet, a los servicios y a las aplicaciones”

Esta entrevista fue publicada en el número de mayo de 2019 de la Revista ‘Telecomunicaciones de América Latina’(17/05/2019). Descarga la revista completa aquí.

Facebook se ha involucrado en proyectos de infraestructura y colabora para llevar internet a zonas no conectadas. ¿Qué puede contarnos en este sentido?  

Gracias por este espacio. Para el equipo de Facebook Connectivity Policy en Latam, es importante tener la oportunidad de compartir nuestra misión y labor. 

Facebook tiene como misión dar el poder a la gente de crear comunidades y acercar al mundo.Es decir, que la gente pueda estar conectada, accediendo al contenido que les resulte relevante y a las personas que son importantes para ellosDesde la perspectiva de la comunicación y la interacción, para que esto sea posible es necesario tener conexiones e infraestructuraconfiables que ofrezcan calidad y seguridad. Sin embargo, esto no siempre sucede endeterminados mercados. Una de las razones principales, es precisamente, la falta de infraestructura.  

Hoy día, el 50% de la población mundial no cuenta con una conexión a internet o se encuentra sub-conectada, es decir, no puede acceder a esta interacción, lo cual implica no tener acceso a información, educación, servicios, contenidos y a mantener relaciones importantes para las personas. El caso de Latinoamérica no es muy diferente al del resto del mundo. Aunque hemos visto una explosión importante de accesos a internet, sobre todo a través de las redes móviles,aún existen zonas remotas y comunidades rurales donde no existe conectividad. También existetodavía mucha gente en zonas urbanas o semi urbanas que no cuentan con ese acceso o con la calidad necesaria. 

 En este sentido, para cumplir con nuestra misión, desde Facebook nos hemos involucrado en promover y participar de manera directa en proyectos de conectividad para incrementar el acceso y la conectividad en estas zonas rurales y apartadas, principalmente. 

 Nos es muy gratificante que Facebook implemente estas iniciativas en la región, sobre todo considerando su orografía y demografía que vuelven muy complejo y costoso el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones a zonas remotas y de baja densidad de población. También contamos con segmentos de población que presentan retos y carencias que hacen estos proyectos más necesarios y útiles para las comunidades y la sociedad en general. 

Facebook se empieza a involucrar en estos proyectos, primero porque es una forma de cumplir con nuestra misión de crear comunidades y acercar al mundo. Segundo, porque desarrolla tecnología más eficiente que puede y debe tener cabida en un mercado que busca cómo reducir costos. Tercero, porque nos damos cuenta que hay otras entidades (gobiernos, asociaciones, empresas) con la misma intención y con quienes se pueden desarrollar sinergias. 

Investigamos el tema y encontramos que cuando menos existen tres condiciones necesarias para que un proyecto de infraestructura en zonas sin acceso a conectividad tenga éxito:  

1) Debe existir un mercado. Es decir, que haya demanda y por ende oferta. Esto presupone un tema de asequibilidad por parte de usuarios y de viabilidad de parte de las empresas.  

2) La comunidad debe estar involucrada. En zonas rurales y de baja densidad, para que una iniciativa de este tipo tenga éxito, los usuarios y la comunidad deben estar convencidos de la utilidad y participar, aunque sea de forma indirecta, en el desarrollo de los proyectos.  

3) Flexibilidad regulatoria. Las autoridades deben promover que la regulación y políticas sean congruentes y ajustables a fin de darle viabilidad a estos proyectos. 

En este sentido, en las 3 condiciones está implícito el tema de la colaboración, de encontrarequilibrios cooperativos como yo les llamoEsto es, colaboración entre empresas para encontrar modelos de negocio modernos, novedosos y viables, involucramiento con las comunidades para llevarles estas soluciones y colaboración y acuerdos, con las autoridades para construir/encontrar los vehículos regulatorios adecuados para implementar este tipo de soluciones. 

En el marco de sus proyectos de conectividad, Facebook interactúa con diversos operadores de comunicaciones ¿Cómo pueden contribuir las plataformas sobre internet al despliegue de redes de conectividad? ¿Cómo se puede incrementar esta contribución?  

Esta pregunta es muy relevante porque precisamente se trata de poder interactuar y contribuir. Como comenté anteriormente, se trata de buscar el equilibrio de cooperación entre los diferentes actores involucrados. En ese contexto, los operadores de redes de telecomunicaciones son esenciales, pues son ellos quienes tienen conocimientos y experiencia en el contacto con el usuario de los servicios y son quienes cuentan ya con el despliegue de infraestructura, necesario para llevar a cabo estos proyectos. 

Se trata de que cada uno haga aquello en lo que es mejor, a manera de encontrar sinergias y cooperación.  

Es muy importante comentar que Facebook no es un operador de telecomunicaciones, ni busca serlo. Nuestro fuerte es el tema de internet, el acceso y la eficiencia de redes; la innovación.Además, apoyamos financiando proyectos e introduciendo nuestra tecnología innovadora. Mientras que los operadores son expertos en operar las redes, en servicio al cliente, en las prácticas comerciales. 

 Desde la perspectiva de esta cooperación, tan necesaria para lanzar estos proyectos, las plataformas podemos contribuir, en conjunto con los operadores, comunidad y gobierno, agenerar las condiciones para encontrar esos nuevos modelos de negocio que le den viabilidad a la infraestructura rural, aportando tecnología, know-how, fondos, etc., en función de lo que cada proyecto requiere y de cuál pueda ser la contribución necesaria y viable para Facebook. 

Pensamos que es la visión adecuada, porque primero que nada, no está enfocada en un solo tipo de actividad, ni un solo tipo de acuerdo (tenemos proyectos con diferentes operadores, así como empresas e instituciones), tampoco está comprometida solo a un tipo de tecnología (tenemos proyectos alrededor del mundo con operadores de fibra óptica, pasando por satelitales y móviles, por supuesto, como es el caso de Perú). También tenemos acuerdos con otras industrias, como aviación en la iniciativa de HAPS que hemos emprendido. 

 Con el tiempo, y encontrando eco en autoridades, organizaciones y operadores, podremos seguir impulsando y desplegando más proyectos así en Latinoamérica y en otras partes del mundo.  

Recientemente han lanzado junto con Telefónica de Perú, CAF y BID, un proyecto denominado Internet para Todos. ¿De qué se trata ese proyecto?  

 Internet para Todos, es un operador mayorista de servicios de infraestructura móvil rural en Perú. Participamos como socios junto con Telefónica de Perú, el CAF y el BIDIpT no provee servicios de telecomunicaciones en sí, sino infraestructura y espectro para que un operador móvil a su vez pueda ofrecer servicios finales en las zonas rurales de Perú. 

 IpT es nuestra primera incursión de este tipo en Latinoamérica y en el mundo. Es un caso donde encontramos esas sinergias de las que hablé anteriormente entre empresas, gobierno y sociedad.  

La oportunidad surge desde la necesidad de adecuar y actualizar la manera en que se cumplen las obligaciones de cobertura, de generar incentivos para invertir en las zonas rurales y la oportunidad de utilizar nuevas tecnologías para reducir costos y llevar conectividad más eficiente a las zonas más alejadas de Perú.  

IpT planea conectar a 6 millones de personas que hoy no lo están o que se encuentran subconectados en las zonas rurales. Este proyecto no hubiera sido posible sin la combinación de diversos factores: a) el interés de un operador por ser más eficiente en el cumplimiento de sus obligaciones y de llevar más servicios a más usuarios, b) el interés de otras instancias de conectar a más gente a internet, en el caso de Facebook, a través su knowhow en conectividad, nuevas tecnologías y recursos para llevar esto a cabo, y de forma muy importante, c) un vehículo regulatorio que permitiera conjugar esto en una solución para promover la conectividad rural. 

En este último punto, destaca la legislación peruana, que crea la figura del Operador de Infraestructura Móvil Rural (OIMR). Este tipo de licencia o concesión es la de un operador mayorista que ofrece infraestructura y arrienda espectro para que un operador móvil (de red o virtual) ofrezca servicios finales en zonas rurales. El OIMR no cuenta con espectro, pero cuenta con el derecho de arrendar espectro de un operador móvil. Este es un modelo que muestra la creatividad y flexibilidad del entorno regulatorio para crear soluciones a la conectividad rural. La existencia del OIMR fue fundamental para crear IpT, pero es justo decir que, aunque no todos los países cuenten con “OIMRs”, en todos se pueden construir o se pueden encontrar fórmulas regulatorias que, con la flexibilidad y la búsqueda de nuevos modelos de negocio como premisa, permitan generar muchos “IpTs” más en el futuro de la región. 

 ¿Qué características creen que debería tener un marco regulatorio “ideal” para un ecosistema digital equilibrado y sostenible en el tema de conectividad 

Para promover una mayor conectividad, un marco regulatorio ideal incluiría políticas y regulaciones en torno a los siguientes aspectos: 

  • La regulación debe basarse en principios y estar dirigida a combatir fallas del mercado. Debe proporcionar predictibilidad y certeza jurídica mediante la adopción de marcos claros que se apliquen de manera transparente. 
  • La regulación y los procesos de autorizaciones (concesiones y licencias) deben ser estables, proporcionales, transparentes, justos y no discriminatorios. Deben estar diseñados para crear incentivos a la inversión.  
  • Los reguladores deben evitar una carga regulatoria onerosa e innecesaria a la conectividad,al contenido de internet, los servicios y las aplicaciones. 
  • En lo concerniente al espectro radioeléctrico como un insumo esencial para la conectividad, las autoridades deben garantizar que haya un suministro abundante de espectro disponible. Deben adoptar políticas que promuevan el uso flexible del espectro y el intercambio entre usuarios y plataformas. La política de espectro debe mantener una combinación adecuada de espectro licenciado y no licenciado. 

 Estos principios, en conjunto con las premisas de creación de mercado a través de modelos de negocios innovadores, de la participación comunitaria y de la flexibilidad regulatoria, generaránlos incentivos adecuados para que operadores, compañías de internet y gobiernos continúen participando en proyectos de conectividad rural y ayuden a conectar a más personas en América Latina y en el resto del mundo. 

Hacia Latinoamérica 4.0: conectividad, habilidades y buena regulación

Este artículo fue publicado en el número de mayo de 2019 en la Revista ‘Telecomunicaciones de América Latina’ (17/05/2019). Descarga la revista completa aquí.

Latinoamérica se está conformando en uno de los mercados digitales más prometedores de mundo. Es cierto que el crecimiento económico del promedio de la región no es boyante, al registrar un 2,1% en América Latina y el Caribe en los últimos cinco años según el FMI. Pero la región muestra fundamentos sólidos, ejemplificados por los 4 de cada 10 latinoamericanos forman parte de la clase media consolidada (según el Banco Mundial). Ello, y la juventud de la población explican que cada vez más sectores de la sociedad latinoamericana utilicen la tecnología todos los días, de manera intensiva. 

Sin duda, la región enfrenta aun desafíos. El crecimiento de la productividad ha sido modesto, perdiendo terreno no solo ante las economías emergentes asiáticas, sino también frente a las de altos ingresos. Tras esta evolución, se encuentra una inserción de las nuevas tecnologías al aparato productivo modesta. Además, segmentos amplios de la población todavía permanecen en situación de pobreza o de vulnerabilidad. En segundo lugar, existe una brecha de confianza entre la sociedad y las instituciones. Hoy solo 3 de cada 10 ciudadanos confían en las instituciones, según LatinobarometroEn tercer lugar, la economía informal sigue estando muy extendida, afectando a casi 5 de cada 10 trabajadores latinoamericanos, incluyendo a la mencionada clase media. Reducir la prevalencia de la economía informal es un elemento clave para reducir la desigualdad en Latinoamerica, y también para reactivar la productividad. 

Una inversión decidida en digitalización y formación, junto con una mejor regulación, con prioridad para que Latinoamérica venza estos desafíos, como han mostrado investigaciones recientes de la OCDE. Los ciudadanos y las empresas con acceso al mundo digital tienen más oportunidades. Las nuevas tecnologías también son clave para la lucha contra la corrupción y reconectar a los latinoamericanos con sus instituciones. En definitiva, la transformación digital impacta en las empresas, en los gobiernos y en las personas. Es y será protagonista del cambio: modificará la manera en que trabajamos,  en cómo las compañías desarrollan sus productos y cómo el Estado brinda servicios a los ciudadanos. Sin embargo, la gran mayoría de hogares siguen desconectados. Y aquellos conectados disponen de una velocidad alrededor de cinco veces inferior a los de los líderes mundiales. Es más, si no se cierra esta brecha digital, que en parte refleja brechas socioeconómicas, las desigualdades aumentarán. 

Para que la economía digital tenga el impacto social al que todos aspiramos es esencial trabajar para cerrar también la brecha educativa. Cuatro de cada 10 empresas en Latinoamérica afirman tener dificultades para encontrar empleados con las habilidades adecuadas según Manpower, triste liderazgo en esta estadística en el mundo desde hace años. Las habilidades blandas – la inteligencia emocional, el pensamiento crítico y la capacidad/habilidad para la comunicación – se erigen como esenciales, también en el mundo digital.  

La regulación debe ser el tercer pilar en el camino. En este marco, es importante comprender que, tanto las necesidades preferencias de los consumidores, como la privacidad de los clientes y la seguridad de sus datos deben ser prioridad; y que para respaldar estos objetivos se requerirá, entonces, la colaboración de todas las partes que participan en este ecosistema. Sobre esta base, la regulación debe avanzar con tres principios: favorecer la competencia en todo el ecosistema digital para dar servicios asequibles a una mayor calidad, promoviendo iniciativas de autorregulación; innovar de manera que se aprenda del funcionamiento de los mercados digitales, evitando reproducir institucionalidades ni regulaciones de sectores tradicionales; e impulsar un enfoque regional – latinoamericana o internacional – reflejo de la propia naturaleza de la economía digital. Todo ello no responde sino al principio básico de regular pensando en el consumidor y en sus preferencias. 

Los gobiernos no pueden hacer este esfuerzo solos, y por ello es vital que encuentren socios en el sector privado para impulsar conectividad y habilidades. Hace una década, DirecTV/AT&T lanzó como iniciativa corporativa en América Latina ESCUELA+, un programa educativo que brinda contenido multimedia mayormente en escuelas rurales de la región. En los nueve países que funciona, el programa llega a 9.300 escuelas, y aproximadamente 2.3 millones de alumnos. En pocas áreas se observa con tanta claridad el triángulo virtuoso entre tecnología, igualdad de oportunidades y productividad. 

En resumen, hay razones para ser optimistas en cuanto al potencial de Latinoamérica como mercado digital. Vemos una sociedad joven y vibrante, un ecosistema empresarial dinámico y unas instituciones comprometidas con el cambio tecnológico y digital. Estos elementos, junto con el impulso que representaría la modernización de la regulación del sector TIC y los proyectos de desarrollo productivo con un fuerte componente de digitalización y educación son sólidos pilares para una Latinoamerica 4.0, un país en donde la transformación digital se traduzca en mayores ingresos y mejores vidas para todos. 

Ejes del debate en el CLT19: 5G, economía digital, inversión en infraestructura, uso del espectro e inclusión

Ministros TIC, reguladores, ejecutivos de operadores y empresas de tecnología, líderes de organismos internacionales y académicos vinculados al sector, entre los primeros confirmados a la 7° edición del foro anual para la discusión de políticas públicas digitales de América Latina, que tendrá lugar en julio en Argentina.

Buenos Aires, 14 de mayo de 2019-. Con la presencia de autoridades del sector público y altos ejecutivos del ecosistema digital de toda América Latina y el Caribe, se realizará del 1 al 5 de julio en el Centro de Convenciones Brigadier General Juan Bautista Bustos de Córdoba, Argentina, la séptima edición del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones (CLT19). La búsqueda de acciones coordinadas para cerrar la brecha digital y transformar los procesos productivos a partir de la incorporación de nuevas tecnologías marcará la línea temática del evento. El impacto de la llegada del 5G y las políticas de asignación de espectro también concitarán la atención de los asistentes.

Entre los oradores confirmados, se destacan:

· Andrés Ibarra, Vicejefe de Gabinete de Ministros y Secretario de Gob. de Modernización, Argentina

· Carlos Lugo Silva, Dir. Ejecutivo de la Comisión de Regulación de Comunicaciones, CRC, Colombia

· Silvana Giudici, Presidente del Ente Nacional de Comunicaciones, ENACOM, Argentina

· Nelson Guillén, Presidente del Instituto Dominicano de Telecomunicaciones, Indotel, R. Dominicana

· María Elena Estavillo, Ex Comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones de México

· Ángel Melguizo, VP de Asuntos Externos y Regulatorios para América Latina, DirecTV

· Ana Valero Huete, Dir. de Regulación para Latinoamérica, Telefónica

· Gabriel Solomon, Jefe de Relaciones Gubernamentales e Industria para Europa y A. Latina, Ericsson

Ver lista completa aquí

La Sesión Plenaria del Congreso contará con un diverso programa de temas a debatir entre los que se encuentran la importancia del espectro en los procesos de digitalización de las economías; la agenda pro-inversión para la infraestructura digital; los desafíos de un Internet seguro bajo un enfoque multi-participativo; o los retos de la planificación eficiente del espectro. Además, se llevarán a cabo una serie de workshops sobre cómo transformar los Fondos de Servicio Universal para cerrar la brecha digital en la región; la Agenda Digital de Argentina; Democracia, Libertades y Derechos en Internet y el futuro de la Gobernanza de Internet; y el fomento al despliegue de nuevas redes de conectividad hacia el 5G, entre otros.

El CLT19 contará también con una gran oferta de actividades complementarias. El lunes 1 de julio se celebrará la reunión anual del Communications Policy Research Latin America (CPR LATAM), en el que los principales académicos e investigadores del continente analizarán a fondo las políticas públicas en materia de TIC en América Latina. Ese mismo día, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) realizará el foro “Gestión del espectro en camino a la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-19)”, un encuentro preparatorio para este evento clave de cara al futuro del 5G. El Congreso acogerá además la Reunión de la Junta directiva de la Comisión Técnica Regional de las Telecomunicaciones de Centroamérica (COMTELCA), el viernes 5 de julio.

El CLT19 está liderado de forma conjunta por la UIT, CAF – Banco de Desarrollo de América Latina, la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) y la GSMA, con la Secretaría de

Gobierno de Modernización de la Argentina como anfitrión. Cuenta con el apoyo del Gobierno de Córdoba y ENACOM, junto a organizaciones como COMTELCA, Regulatel, CEPAL-eLAC, ICANN, Internet Society y LACNIC.

Para más información y registro, ingresar en www.clt.lat

Temas em debate no CLT19: 5G, economia digital, investimento em infraestrutura, uso de espectro e inclusão

Ministros de TIC, reguladores, executivos de operadoras e empresas de tecnologia, líderes de organizações internacionais e acadêmicos ligados ao setor, estão entre os primeiros confirmados para a 7ª edição do fórum anual para discussão de políticas públicas digitais na América Latina, que acontecerá em julho na Argentina.

Buenos Aires, 14 de maio de 2019 – Com a presença de autoridades do setor público e altos executivos do ecossistema digital de toda a América Latina e do Caribe, será realizada de 1 a 5 de julho no Centro de Convenções Brigadier General Juan Bautista Bustos em Córdoba, Argentina, a sétima edição do Congresso Latinoamericano de Telecomunicações (CLT19). A busca por ações coordenadas para acabar com a exclusão digital e transformar os processos de produção a partir da incorporação de novas tecnologias orientará a linha temática do evento. O impacto da chegada do 5G e das políticas de alocação de espectro também vão atrair a atenção dos participantes.

Entre os palestrantes confirmados, destacam-se:

● Andrés Ibarra, vice-chefe do Gabinete de Ministros e Secretário do Governo de Modernização, Argentina

● Carlos Lugo Silva, diretor executivo da Comissão de Regulamentação de Comunicações, CRC, Colômbia

● Silvana Giudici, presidente da Agência Nacional de Comunicações, ENACOM, Argentina

● Nelson Guillén, presidente do Instituto Dominicano de Telecomunicações, Indotel, República Dominicana

● María Elena Estavillo, ex-comissária do Instituto Federal de Telecomunicações do México

● Ángel Melguizo, VP de Assuntos Externos e Regulatórios da América Latina, DirecTV

● Ana Valero Huete, diretora regulatória para a América Latina, Telefónica

● Gabriel Solomon, chefe de Relações Governamentais e Indústria para a Europa e América Latina, Ericsson

Veja a lista completa aqui

A Sessão Plenária do Congresso terá um diversificado programa de temas para debater, entre os quais se destacam a importância do espectro nos processos de digitalização das economias; a agenda pró-investimento para infraestrutura digital; os desafios de uma Internet segura sob uma abordagem multi-participativa; e os desafios do planejamento eficiente do espectro. Além disso, uma série de workshops será realizada sobre como transformar os Fundos de Serviço Universal para acabar com a exclusão digital na região; a Agenda Digital da Argentina; Democracia, Liberdades e Direitos na Internet e o futuro da Governança de Internet; e a promoção da implantação de novas redes de conectividade para o 5G, entre outros.

O CLT19 contará também com uma ampla gama de atividades complementares. Na segunda-feira, 1 de julho, será realizada a reunião anual da Communications Policy Research Latin America (CPR LATAM), na qual os principais acadêmicos e pesquisadores do continente vão analisar a fundo as políticas públicas de TIC na América Latina. No mesmo dia, a União Internacional de Telecomunicações (UIT) realizará o fórum

“Gestão do espectro a caminho da Conferência Mundial de Radiocomunicações (WRC-19)”, uma reunião preparatória para esse evento crucial para o futuro do 5G. O Congresso também vai sediar a Reunião do Conselho de Diretores da Comissão Técnica Regional de Telecomunicações da América Central (COMTELCA), na sexta-feira, 5 de julho.

O CLT19 é liderado em conjunto pela UIT, CAF – Banco de Desenvolvimento da América Latina, Associação Interamericana de Empresas de Telecomunicações (ASIET) e GSMA, com a Secretaria de Governo da Modernização da Argentina como anfitriã. Conta com o apoio do Governo de Córdoba e do ENACOM, junto com organizações como a COMTELCA, Regulatel, CEPAL-eLAC, ICANN, Internet Society e LACNIC.

Para mais informações e inscrição, acesse clt.lat

La importancia de los consensos en el desarrollo sustentable de la economía digital

Este artículo fue publicado en el número de mayo de 2019 en la Revista ‘Telecomunicaciones de América Latina’ (17/05/2019). Descarga la revista completa aquí.

El Internet y la banda ancha han dejado de ser tecnologías utilizadas únicamente para la comunicación y búsqueda de información para convertirse en el habilitador de múltiples derechos, del desarrollo económico y social, así como de la llamada Era Digital.

Aunado a la capacidad de comunicación instantánea y sin fronteras que posee Internet, la integración de “tecnologías avanzadas en sistemas físicos y digitales, el predominio de modelos de negocios innovadores y nuevos procesos, y la creación de productos y servicios inteligentes¹” han traído como consecuencia lo que hoy se denomina como Economía Digital

Este nuevo paradigma se desenvuelve en un entorno de convergencia de distintos agentes económicos como son personas, negocios y el conjunto de tecnologías a través de internet, cuya concurrencia de billones de conexiones en línea permite el análisis de datos, la mejora de procesos y otorga un alto grado de previsibilidad en cuanto a la producción de bienes y servicios.

De esta forma, en la Economía Digital existe una innovación continua gracias a la mejora permanente en la prestación de servicios aunado al constante perfeccionamiento de la eficiencia de los procesos productivos, lo cual produce a su vez un “efecto contagio²”, es decir, cada vez más industrias, más sectores, más actividades y más personas están adoptando y explotando mayormente las nuevas tecnologías resultando en lo que se ha denominado como Transformación Digital.

De acuerdo con un análisis reciente de la OCDE, las empresas en los sectores de uso intensivo digital disfrutan en promedio de un 13% a un 16% más de margen de ganancia que las empresas en los sectores de menor uso de las tecnologías digitales³. Por ello, se prevé que continúe creciendo el valor del ecosistema de tecnologías, contenido, video y telecomunicaciones hasta alcanzar $44.89 millones de millones (Billones) de pesos en 2020

Ilustración 1: Pronóstico del valor del ecosistema de tecnología, media y telecomunicaciones

La Economía Digital desde el punto de vista de la oferta, identifica escenarios con efectos combinatorios entre las diversas tecnologías que aceleran el cambio tecnológico y multiplican los beneficios de las empresas. Es decir, la combinación de distintas tecnologías permite multiplicar los beneficios por las sinergias generadas entre ellas. Al representar este entorno como un ciclo, es posible identificar los elementos en los que se produce y fabrica en la nueva era digital: desarrollo del capital humano, software, análisis de datos, algoritmos y comunicación en tiempo real.

Dichos elementos definen la forma en que se “gestiona, optimiza y se comparten” los bienes, los datos y las tecnologías para la creación de valor.

La cadena de valor de la producción de bienes y servicios a través de plataformas digitales de una empresa generalmente se encuentra distribuida en diferentes zonas geográficas. Por lo que, el uso de la información, el análisis de los datos, la ética de los algoritmos, los criterios para salvaguardar la privacidad, dependen de la normativa aplicable en el país en la que realiza alguna de las actividades de la cadena de valor digital, los cuales muchas veces tienen distintos estándares normativos en cada una de las actividades distribuidas de forma descentralizada.

Por lo anterior, es necesario generar de forma colaborativa políticas flexibles, adaptables, realizables y ejecutables, de forma que, independientemente del país, se normen y respeten las obligaciones y derechos de usuarios, proveedores de servicios y del resto de los participantes en el ecosistema digital. En otras palabras, deben construirse políticas que preserven y protejan la capacidad de innovación en un ambiente de piso parejo, cuidando en todo momento los derechos de los usuarios inmersos en la Economía Digital. Generar confianza para los usuarios con la finalidad de incentivar el consumo de bienes y servicios digitales es piedra angular de la sustentabilidad del ecosistema digital.

En el ámbito de Gobernanza de Internet se ha demostrado que los consensos son un mecanismo eficiente, exitoso y lo suficientemente flexible para que, a través del conocimiento y participación de todas las partes interesadas, se tomen decisiones que produzcan resultados eficaces. Por ello, se considera que para encarar las estructuras dinámicas y sin fronteras que tiene la Economía Digital podemos importar los esquemas probados en gobernanza de internet o esquemas colaborativos probados, por ejemplo, en la Comunidad Europea.

Los consensos son particularmente útiles en normativas que se caracterizan por generar importantes costos de oportunidad y cuyos efectos tienen consecuencias diferenciadas para los diferentes actores. Para que los consensos tengan un mayor impacto y se genere una Economía Digital sustentable es necesario realizarlos bajo un entorno de mayor armonización y transparencia, para que la protección sea conocida por los usuarios y a nivel global o regional. El objetivo final, debe ser lograr que los usuarios en el entorno digital usen las nuevas tecnologías en un entorno de mayor confianza, por ello debemos encaminar los esfuerzos para dar forma a mercados inclusivos y sostenibles en un ambiente de competencia y libre concurrencia tutelando la integridad de las personas a través de la protección de los datos personales.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones de México como regulador y garante de la competencia económico en el sector de las telecomunicaciones, consciente del impacto que tiene la Transformación Digital en el desarrollo económico del país, busca en su regulación prospectiva generar una visión nacional consensuada entre los diferentes interesados. Lo anterior, generará un entorno favorable para el desarrollo sustentable, la innovación y la protección de los derechos en la Economía Digital


¹Internal Market, Industry, Entrepreneurship and SMEs (European Comission).

²Perspectivas de la OCDE sobre Economía Digital

³OCDE 2019 Measuring the Digital Transformation (A roadmap for the future).

“La transformación digital está cambiando la forma en que consumimos, compartimos y accedemos a contenidos de todo tipo”

Esta entrevista fue publicada en el número de mayo de 2019 de la Revista ‘Telecomunicaciones de América Latina’(17/05/2019). Descarga la revista completa aquí.

DIRECTV es uno de los principales proveedores de servicios audiovisuales en América Latina ¿Cómo describiría el mercado actual, qué oportunidades y desafíos presenta?
Aunque algunos países están enfrentando retos económicos en estos momentos, consideramos que América Latina continúa siendo una región de mucha oportunidad para el negocio. En general, vemos en América Latina mayor dinamismo económico que en los mercados más maduros del resto del mundo. Se espera que las economías de América Latina y el Caribe crezcan entre 2 y 3% durante los próximos 5 años, lo que está muy por encima de la proyección de 1 a 2% para las economías avanzadas. También vemos el surgimiento de una población relativamente joven y urbana, y de una nueva clase media que presenta una gran oportunidad de crecimiento.

Por otro lado, la penetración de banda ancha y televisión paga aún es relativamente baja en América Latina, en comparación con muchos otros países. Esto también representa una oportunidad de llegar a más consumidores a medida que la infraestructura tecnológica siga avanzando. Esto aplica tanto a la TV paga tradicional, que es la base principal de nuestro negocio, como a nuevas tecnologías que dependen de transmisión por banda ancha. Eso nos lleva a explorar nuevas propuestas innovadoras, como el servicio OTT DIRECTV GO, en la frontera de la transformación digital y respondiendo a la evolución en las preferencias de los consumidores.

“la penetración de banda ancha y televisión paga aún es relativamente baja en América Latina en comparación con muchos otros países. Esto también representa una oportunidad de llegar a más consumidores a medida que la infraestructura tecnológica siga avanzando”

La convergencia tecnológica y la aparición de servicios audiovisuales sobre Internet supone un cambio paradigmático en la forma que los consumidores acceden a los contenidos. ¿Cómo cree que debe evolucionar la definición de políticas públicas y la regulación para balancear adecuadamente la innovación, la competencia y los incentivos a la inversión, en beneficio de los usuarios?
La transformación digital está presente en todo nuestro entorno y está cambiando la forma en que consumimos, compartimos y accedemos a contenidos de todo tipo. Considerando la historia de nuestra compañía, en AT&T estamos acostumbrados a un cambio constante, pero la transformación digital está impulsando el cambio a un ritmo que sigue asombrando a muchos.

Un aspecto importante de la transformación digital es que la misma está desafiando los modelos de negocios tradicionales en nuestra industria. Por eso, es necesario que los gobiernos y reguladores puedan desarrollar marcos regulatorios que sean flexibles, se adapten a este nuevo entorno y fomenten la innovación y la competencia. Es sumamente importante que exista una igualdad de condiciones en el mercado que permita el desarrollo de nuevas propuestas y modelos de negocio. Que las mismas no se vean limitadas por regulaciones que están basadas en conceptos anticuados de cómo se debe distinguir los servicios y estructurar la industria.

“la transformación digital está desafiando los modelos de negocios tradicionales en nuestra industria. (…) es necesario que gobiernos y reguladores desarrollen marcos regulatorios que sean flexibles, se adapten al nuevo entorno y fomenten la innovación y la competencia”

DirecTV-AT&T también cuentan con servicios audiovisuales sobre internet ¿el futuro pasa por acá? ¿El contenido es el Rey?
Nunca antes los consumidores han tenido a su disposición una gama tan amplia de servicios de comunicaciones y entretenimiento a costos tan bajos. La transformación digital ha permitido la entrega de contenido OTT. Y esto significa no solo más contenido, sino también nuevos formatos como VOD, contenido generado por el consumidor y otros. Los consumidores no solo tienen más opciones, sino que también pueden adaptar sus hábitos de visualización de contenido a sus preferencias.

“Les estamos dando la oportunidad a los consumidores de personalizar su experiencia de entretenimiento como nunca, para que puedan consumir el contenido cuando quieran, donde quieran y en el dispositivo que quieran”

DIRECTV GO, el servicio OTT de Vrio en América Latina, es la propuesta de la compañía para continuar liderando la industria del entretenimiento y satisfacer las necesidades e intereses cambiantes de los consumidores de hoy en día. Es un nuevo producto OTT (Over-The-Top) que lanzamos en Chile y Colombia en noviembre pasado como un producto por subscripción independiente y que además está disponible de forma gratuita para los suscriptores existentes del servicio satelital de DIRECTV en esos países. Nuestro objetivo es expandir a más mercados en 2019.

Les estamos dando la oportunidad a los consumidores de personalizar su experiencia de entretenimiento como nunca, para que puedan consumir el contenido cuando quieran, donde quieran y en el dispositivo que quieran. Creemos que DIRECTV GO ofrece la mejor opción de visualización de contenido en el hogar o en cualquier otro lugar, con una oferta de programación variada y única, disponible a través de diferentes dispositivos y un solo proveedor.

Los efectos de la piratería son un tema no menor para los proveedores de servicios y para los propios estados, ¿cómo ve la evolución de este problema? ¿Cree que faltan herramientas aún para erradicarla?
La piratería es una gran amenaza para nuestra industria. Se estima que casi 200 millones de personas en América Latina acceden mensualmente a contenido ilegal en línea mediante conexiones ilegales, retransmisión, piratería en canales FTA, sistemas peer-to-peer o streaming ilegales. Un análisis conservador estima que la solamente la piratería de televisión paga offline representa una pérdida anual de al menos USD$1.142 millones para los gobiernos de Latinoamérica, unos USD$6.600 millones para la industria de TV paga y programación y 50 mil empleos formales menos.

La piratería se ha convertido en un mayor problema a medida que Internet ha permitido nuevas formas de piratería y una mejora significativa en la calidad de los servicios pirateados. Los consumidores solían comprar copias ilegales de DVD o usar sitios piratas en línea que eran difíciles de encontrar y que a menudo ofrecían una calidad de video deficiente. Sin embargo, hoy en día, los consumidores pueden comprar decodificadores con aplicaciones pirateadas que ofrecen excelentes interfaces de usuario y acceso a contenido de alta calidad.

“Se estima que casi 200 millones de personas en América Latina acceden mensualmente a contenido ilegal en línea mediante conexiones ilegales, retransmisión, piratería en canales FTA, sistemas peer-to-peer o streaming”

Hay varias acciones, tanto proactivas como reactivas, que los operadores de TV paga pueden tomar para combatir la piratería. Sin embargo, ninguna empresa resolverá el problema de la piratería por sí sola. Los esfuerzos de toda la industria son absolutamente necesarios, porque la

piratería presenta un problema que requiere de una acción colectiva para resolver. Por eso lideramos con otros miembros de la industria para crear la Alianza Contra La Pirateria en Television Paga, que hoy dia tiene casi 20 miembros. Esta organización nos permite juntar recursos como industria para enfrentar la piratería, que nos impacta a todos. La piratería es un problema que tiene que combatirse mediante un enfoque multifacético, que incluye la coordinación de la industria, soluciones tecnológicas, acciones legales, cabildeo y educación de los consumidores.

*Melissa Arnoldi – Chief Executive Officer of Vrio Corp., AT&T Latin America’s digital entertainment services unit – DIRECTV, SKY Brasil and DIRECTV Go

“La productividad es el tema central del debate económico en América Latina, y el avance en la digitalización es clave”

El director ejecutivo de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones, Pablo Bello, participó de un seminario sobre ‘Automatización de la economía y su impacto regional’, organizado por la Cámara de Producción y del Comercio de Biobío, la Facultad de Ciencias Jurídicas y sociales de la Universidad de Concepción, Diario Concepción y el Gobierno Regional del Biobío.

Junto a Bello, participaron la abogada Paulina Astroza; la economista Mariana Del Río, de la Comisión Nacional de Productividad; y Francisco Bañados, Director del Diario Concepción.

Paulina Astroza, en primer lugar, reflexionó acerca de los cambios que la comunidad debe enfrentar en distintas esferas a través de la revolución 4.0. Luego, el CEO de ASIET continuó con esa reflexión durante su presentación, “la productividad es el tema central del debate económico y el avance en la digitalizacion nos permitiría progresar en estos temas en América Latina”, dijo.  Subrayó que el despliegue de infraestructura y la disponibilidad de redes son los principales desafíos para la transformación productiva. Además, Bello señaló que “se requiere entender la cadena productiva y las complejidades de una empresa para adaptarse al uso de la tecnología”, de acuerdo a lo que viene profesando ASIET, señalando que la incorporación intensiva de las TIC en los procesos productivos es una de las claves para el crecimiento de América Latina.

Ver la presentación de Pablo Bello aquí

Por su parte, Mariana Del Río, dijo que “la incorporación de la tecnología es también una oportunidad para fomentar el crecimiento económico, pero acelera los procesos de construcción y destrucción del empleo”, frente a esto, la economista dijo que “alrededor de 55% de los empleos en Chile pueden ser automatizados. Es nuestro deber como estado, sector privado y academia hacernos cargo de estas cifras y preocuparnos por las necesidades del futuro”.

Luego de sus presentaciones, tuvo lugar un panel moderado por Francisco Bañados. Allí, Pablo Bello mencionó que “la automatización debe abrirnos la mente a pensar en lo que viene. Hay riesgos derivados de ello, pero el mayor de todos es quedarse fuera del desafío de la digitalización”. También destacó que “el modelo de desarrollo de Chile fue liberal al producir lo que se demanda. Pero el éxito de la economía está en la vinculación entre el estado y la empresa donde exista desarrollo tecnológico”.

Para incentivar inversiones en infraestructura, “lo más importante es la seguridad jurídica y la seguridad técnica”

Esta entrevista fue publicada en el número de mayo de 2019 de la Revista ‘Telecomunicaciones de América Latina’. Descarga la revista completa aquí.

En este momento de cambio de paradigma con la digitalización, la llegada de la convergencia digital y fuertes disrupciones en mercados como el de las telecomunicaciones, pero también en la banca, la energía o el transporte, ¿cuáles son las decisiones de política pública más urgentes para Costa Rica en su sector?
Esta pregunta es muy compleja. Las decisiones que hemos tomado en política pública es establecer prioridades, a nivel de la Presidencia de la República y ejecutadas por el ministerio, dentro de los cuales tenemos el lanzamiento de la Estrategia de Transformación Digital hacia la Costa Rica del Bicentenario 4.0 en donde se desarrollan los elementos de Gobierno digital, Interoperabilidad, sociedad 4.0, Industria 4.0, Costa Rica conectada y Buena Gobernanza. Segundo, se hizo el lanzamiento del plan de Descarbonización al año 2050. Se está trabajando en los procesos de integración de todos aquellos elementos que vengan a consolidar los temas de la 4ª revolución Industrial, específicamente todo lo que tiene que ver con financiamiento, desarrollo de talento y, sobre todo, de poder involucrar a las diferentes áreas en el desarrollo nacional, estoy hablando de sociedad civil, academia, banca, gobierno, en función de poder caminar hacia un proceso de transformación productiva. Cuando uno habla de transformación productiva lo más importante es poder validar de qué forma, como país, trabajamos para poder desarrollar capacidades, donde todo el mundo se vea involucrado. Porque uno de los grandes desafíos que tenemos, es que todo el mundo tiene que estar integrado. Empresa privada, Microempresa, Pyme, grandes empresas.

Lo mas importante es tener como orientación una estrategia que esté clara y en este caso la descarbonización y la estrategia de transformación digital. Cuando nosotros nos embarcamos en esto priorizamos la transversalidad entre los diferentes sectores, potenciados sobre la infraestructura de telecomunicaciones y empresas de desarrollo tecnológico, la cámara de Infocomunicación y Tecnología, o la cámara de industria.

Uno de los temas complejos es la migración hacia una regulación convergente de los servicios de información y comunicación, ¿cuál es su postura frente a este hecho?
Una de las cuestiones que empezamos a viabilizar en el país es el análisis de los marcos regulatorios. En regulación lo más importante es el poder habilitar entornos para la observación de la diferente normativa jurídica en función a que ésta se adapte y que no impida, pero que regule hasta donde tenga que regular, todos aquellos aspectos relacionados al desarrollo de convergencia tecnológica.

“En regulación lo importante es poder habilitar entornos para la observación de la diferente normativa jurídica en función a que se adapte y que no impida, pero que regule hasta donde tenga que regular, todos los aspectos relacionados al desarrollo de convergencia tecnológica”

Costa Rica presenta de los mejores niveles de acceso a las TIC en la región, y los operadores que dan servicios en el país son líderes en Centroamérica. Sin embargo, el avance tecnológico y el aumento de la demanda en términos de calidad de servicio y velocidad hacen que sean necesarias grandes inversiones en infraestructura, ¿cómo se puede avanzar para incentivar estas inversiones?
Lo más importante es la seguridad jurídica y la seguridad técnica. Todo debe trabajarse bajo un marco de regulación donde exista seguridad jurídica para las inversiones en infraestructura, y además que el estado tenga un rol de promotor de las mismas, y que además, allane caminos como la construcción y modificación a nivel de los cantones, las provincias, para que sea más accesible la construcción de infraestructura. Que el despliegue de redes tenga la posibilidad de regirse bajo un marco que no genere mayores costes asociados a tributos especiales. Que tengan aquellos costes razonables, pero que no impidan o interfieran con el despliegue de infraestructura. Esto se debe ver como un tema transversal. Por ejemplo, que las carreteras lleven ductos para fibra óptica; que cuando hay centros inmobiliarios hayan acometidas para poder instalar fibra óptica. Nosotros acabamos de hacer un reglamento con el sistema nacional de áreas protegidas para la construcción de infraestructura en estas zonas. Lo más importante es dar apoyo, trabajar de la mano con los operadores y poder dar una seguridad jurídica para que las inversiones que se hagan estén total y completamente soportadas bajo un marco que no genere incertidumbre a los operadores.

En el Foro de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información se conversó sobre el rol de las TIC para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ¿qué proyectos se están llevando adelante para impulsar las metas de desarrollo en el país? ¿De qué manera se están llevando a cabo dichos proyectos?
La estrategia de transformación digital está orientada en uno de sus ejes a los ODS. Pero además, la incorporación de Costa Rica a organismos como la OCDE, el trabajar con el World Economic Forum y el hecho de poder nosotros regirnos, ayudarnos y apoyarnos sobre países que tienen un gran desarrollo en estas áreas, pues sin lugar a dudas creo que ayudan a impulsar esa capacidad de lograr un liderazgo en este punto de inflexión donde la tecnología, nos permite una aceleración y nos permite dar un impulso económico y social o, bien por el contrario, no utilizada de manera adecuada, podría generarnos un freno, un retraso. Últimamente he dicho que concentrarnos únicamente en actualidad y no visualizar el futuro, nos está amarrando al pasado. Eso es algo con lo que tenemos que romper y, sin lugar a dudas, los ODS, las buenas prácticas y el medirnos con los mejores, nos permite tener la posibilidad de generar correcciones y ajustes dentro de la política pública, los indicadores que sirven para medirnos hacia arriba y evitar un estancamiento que, sin lugar a dudas, por esa velocidad y esa aceleración podría atrasarnos en el tiempo.

“En regulación lo importante es poder habilitar entornos para la observación de la diferente normativa jurídica en función a que se adapte y que no impida, pero que regule hasta donde tenga que regular, todos los aspectos relacionados al desarrollo de convergencia tecnológica”

El Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones se ha consolidado como un espacio de análisis y reflexión sobre los retos y oportunidades de la región para impulsar el desarrollo digital. Su edición 2019 se llevará a cabo del 1 al 5 de julio en la Ciudad de Córdoba, Argentina. Desde su punto de vista ¿qué tipo de colaboración es posible emprender entre los países de América Latina para impulsar el desarrollo digital de la región?
En este momento lo que genera mayor valor para el desarrollo de las naciones en esta capitulación de esfuerzos para ser efectivos en la era digital es la co-creación de valor con propósito. Nosotros estamos en un proceso para la creación de un centro para la 4º revolución industrial, que Medellin acaba de abrir uno y nosotros con el WEF estamos trabajando para hacerlo realidad. Esa capacidad de poder generar las sinergias y poder compartir, no solo recursos económicos, sino las necesidades de los pueblos, las realidades de los países, las necesidades del sector privado y de acuerdo a las realidades políticas económicas y sociales de los países, nos pueden permitir en bloque ser mucho más fuertes. A veces nuestras economías, por lo pequeñas que son, o lo direccionadas que están, pierden potencial respecto a las naciones desarrolladas. El mayor acierto, para nosotros, en este momento histórico es trabajar en conjunto, en estos espacios como el CLT.

Consensos para una nueva era digital en las zonas rurales

Este artículo fue publicada en el número de mayo de 2019 en la Revista ‘Telecomunicaciones de América Latina’(17/05/2019). Descarga la revista completa aquí.

El reciente informe de CAF “Instituciones para la productividad. Hacia un mejor entorno empresarial” afirma que la principal limitación para el desarrollo de América Latina es su baja productividad y el escaso crecimiento de esta. En Telefónica consideramos que el avance en la digitalización es clave para el aumento de la productividad y la reducción de la brecha de progreso económico de Latinoamérica respecto a las regiones más avanzadas. El desarrollo de las personas y de los países va a depender de su integración en el mundo digital: los “excluidos digitales” van a ser los nuevos excluidos.

La digitalización requiere conectividad y pese al avance logrado en la región en los últimos 20 años aún muchos en Latinoamérica viven en zonas sin conectividad a internet. De acuerdo con nuestras estimaciones, alrededor del 15% de la población de la Región –unos 100 millones de personas- viven en zonas sin cobertura de internet, la puerta de entrada al mundo digital.

El imperativo de no dejar a nadie fuera del futuro hace que la conexión de los no conectados comience a instalarse como prioridad en las políticas públicas de la región. Recientes declaraciones de los presidentes de México y Colombia ponen de manifiesto la importancia de este tema en sus agendas de gobierno.

El reto de extender la conectividad a zonas rurales no es nuevo, hace más de 20 años que los gobiernos y los operadores estamos trabajando para llevar la conectividad a todos los rincones de Latinoamérica. Pero pese a que los resultados han sido muy positivos, subsisten zonas a las que no ha sido posible llegar por su lejanía, por las dificultades orográficas que presentan o por costes de inversión extremadamente altos.

El enfoque tradicional de extensión de servicios no ha permitido llegar a todos y eso obliga a buscar nuevos modelos que permitan llegar a las zonas que aún permanecen sin servicio. Con esta aproximación Telefónica lanzó Internet para Todos en Perú, una iniciativa concebida como un modelo abierto a la colaboración con terceros, innovador técnica, comercial y operativamente, y diseñado para aprovechar al máximo las oportunidades que dan las nuevas tecnologías y la digitalización. Decenas de comunidades y miles de personas en zonas remotas cuentan ya con acceso móvil a internet gracias a esta iniciativa que, tras su éxito, se ha convertido recientemente en un operador mayorista de telecomunicaciones independiente en colaboración con Facebook, BID Invest y CAF.

Estos nuevos modelos para conectar las zonas rurales no son posibles si no se plantea también una aproximación distinta desde el punto de vista de la regulación y las políticas públicas, que asuma la premisa de que la regulación debe facilitar los casos de negocio de las zonas rurales y no ser una carga más que los impida, dificulte o encarezca.

La nueva regulación para las zonas rurales requiere suprimir obsolescencias regulatorias, adaptándose a la realidad de estas zonas y abriendo la puerta a la innovación, también desde el lado regulatorio.

Este nuevo enfoque innovador debe aplicarse tanto a temas operativos, como la regulación de calidad de servicio o de atención a los clientes, como a aspectos más conceptuales, como el Servicio Universal o la visión de la competencia en redes en áreas rurales. Cuestiones como el uso de los fondos de servicio universal, el permitir a los operadores el cambio del pago de tasas regulatorias por compromisos de inversión o el facilitar las asociaciones público-privadas para proyectos rurales, deben repensarse para que actúen como verdaderos estímulos al desarrollo de la conectividad rural.

También es necesario revisar la política de espectro, para que este insumo clave para la industria no sea un freno sino un facilitador del despliegue de redes y servicios rurales. La creencia de que falta espectro en las zonas rurales no es real, hay mucho espectro no utilizado en las zonas rurales y deben buscarse mecanismos para facilitar que ese espectro se ponga en uso de manera eficiente. Por ejemplo, reduciendo su coste, permitiendo el pago de las tasas de espectro con inversiones, autorizando nuevos modelos de uso del espectro y facilitando que los operadores con espectro no utilizado lo pongan a disposición de otros operadores.

Además de los reguladores sectoriales, otras autoridades nacionales también pueden facilitar la extensión de los servicios a las zonas rurales, por ejemplo, estableciendo un marco fiscal favorable para estas áreas, ya sea con incentivos fiscales específicos a la inversión, con una fiscalidad más favorable para los servicios rurales e incluso con un trato arancelario diferenciado para equipos y dispositivos dirigidos a estas zonas.

Las autoridades locales, por su parte, también pueden facilitar la llegada de las infraestructuras de conectividad a las zonas rurales, agilizando los plazos para la obtención de los permisos, reduciendo o eliminando las tasas municipales y autorizando el uso de espacios públicos para la instalación de infraestructuras.

En conclusión, hay mucho que debe hacerse en las distintas instancias de la regulación y las políticas públicas para favorecer el desarrollo de la conectividad en las zonas rurales y ayudar a incorporar estas zonas a las oportunidades que ofrece la digitalización.

Actualidad

Notas de prensa

Opinión

Digitalización de Costa Rica, un asunto de Estado

Maryleana Méndez
Asesora en Regulación, ASIET

Hacia Latinoamérica 4.0: conectividad, habilidades y buena regulación

Angel Melguizo
VP Asuntos Externos y Regulatorios, AT&T DirecTV Latin America
X