“Los países de la Alianza del Pacífico deben plantearse la meta de cerrar la Brecha Digital de aquí a 2025”

Esta semana se celebra en Perú el foro Cade Digital, del que formó parte el CEO de ASIET, Pablo Bello, conversando sobre los desafíos de la digitalización en los países de la Alianza del Pacífico.

16 de agosto de 2018. El encuentro, organizado por IPAE, se trató del primer foro en Perú que presentó una visión integral de la transformación digital, dando a conocer experiencias nacionales e internacionales, así como las propuestas del gobierno para impulsar la digitalización en el país y en las empresas e instituciones. Entre los temas analizados destacaron la transformación digital en las empresas, el talento digital y la ciberseguridad o el gobierno y la sociedad digital. El panel sobre economía digital y conectividad desde el punto de vista de las empresas de la Alianza Pacífico fue moderado por  J. Luis Parra, Director de Universidad Católica de Chile y contó con la participación de Juan Rivadeneyra, Director de Asuntos Regulatorios de Claro Perú, y Pablo Bello.

El representante de Claro destacó en su intervención que no puede haber Transformación Digital sin conectividad, y no puede haber conectividad sin una buena infraestructura de telecomunicaciones; además, reclamó la puesta a disposición de más espectro radioeléctrico, pues “no hay espectro más ineficiente que aquél guardado en el cajón de la administración pública”.”Se debe crear una autoridad que promueva el proceso de Transformación Digital en el país”, apuntó.

Pablo Bello señaló al inicio de su intervención que América Latina es la región en la que menos ha crecido la productividad, y que uno de los factores que ayudan a ser más productivos y tener mayor crecimiento económico es la digitalización. Por ello, “no hay política pública más importante que la digitalización de los procesos productivos”. El CEO de ASIET también alertó de que aún 1 de cada 2 latinoamericanos no está conectado, y señaló que este grupo debe centrar el foco de la política pública: “tenemos que ser capaces de cerrar esa brecha digital” y “acercarnos a los niveles de digitalización de la OCDE”, para lo que apuntó como claves a la actualización de las políticas públicas y el diálogo. “Es indispensable que el hacedor de políticas entienda los procesos de decisión de inversión, y que las empresas entiendan las formas de conceptualización del policymaker”.

Bello señaló que “no basta con la conectividad pero a partir de ella se puede desarrollar herramientas necesarias para el desarrollo empresarial y productivo”, por lo que apuntó a tres grandes desafíos: Cerrar la brecha digital; desarrollar una conectividad de clase mundial; y lograr uso intensivo de medios digitales. “El desafío de la conectividad tiene que ver con cómo incrementar las necesarias inversiones. Ello requiere políticas públicas nítidas y pragmáticas. Las respuestas no están en los libros de texto”. En el cierre, Bello quiso subrayar que “desarrollar nuestras economías tiene que ver con generar la mayor cobertura posible, con los mejores estándares, a los menores costos. Y en paralelo hay que afrontar otras brechas, como la de la formación de recursos humanos con habilidades digitales”. Además, expuso que los servicios que cubren las mismas necesidades deben “tender a tener regulaciones equivalentes”. Por lo que llamó a desarrollar “normativas horizontales y livianas”, “eliminar diferencias arbitrarias”; siempre “protegiendo a los usuarios”. “Lo digital no debe tener una regulación distinta. La regulación no debe ser un factor de competencia”, concluyó.

Presentación completa de Pablo Bello en este enlace. Más información sobre Cade Digital aquí.

“La digitalización para la transformación productiva es la política económica más importante que tienen que abordar los gobiernos de América Latina”

El CEO de ASIET, Pablo Bello, formó parte del debate sobre la Gobernanza de Internet en América Latina dialogando sobre economía Digital y desarrollo. Por su parte, Andrés Sastre, Director Regional de la Asociación, conversó sobre redes comunitarias.

Entre el 31 de julio y el 2 de agosto se celebra en la capital argentina la XI edición del LACIGF, el espacio latinoamericano para el debate sobre la Gobernanza de Internet, un foro en el que sector público y privado, sociedad civil, y comunidad técnica comparten sus visiones sobre el futuro de la red de redes en nuestra región. En el encuentro se debaten cuestiones como la protección de datos, la brecha digital, la neutralidad de red, la libertad de expresión online, la economía digital, las redes comunitarias, o el internet industrial.

Pablo Bello compartió debate con Adela Goberna (ALAI), Fernando Rojas (CEPAL) y Carolina Mendoza (IPANDETEC), con la moderación de Lucas Gallito (GSMA). El CEO de ASIET subrayó que “si no logramos avanzar en infraestructura de conectividad no podemos pensar en el crecimiento económico de nuestras economías”. “América Latina es la Región en la que menos creció la productividad en los últimos 20 años”, explicó, “si no resolvemos esto, el crecimiento de los próximos años será más bajo que en los años anteriores”. La solución, dijo, pasa por entender que  la digitalización para la transformación productiva es hoy día “la política económica más importante que tienen que abordar los gobiernos de América Latina”.

Bello subrayó que “los avances en materia de conectividad son notables, hay más conectados, más velocidad, y a menores precios”, pero “aún tenemos desafíos formidables”, por lo que llamó a “crear un entorno que genere más confianza en los inversionistas” para  avanzar en cobertura y nuevas tecnologías. Es necesario “repensar las políticas de espectro y revisar la política fiscal”, apuntó. “La convergencia supone un cambio paradigmático en la forma en que se proveen la comunicaciones electrónicas”. Por ello, se requieren marcos regulatorios actualizados que “establezcan principios ordenadores, flexibles, ajustados a la evolución del cambio tecnológico” y que “apliquen la neutralidad tecnológica, protejan a los consumidores, la transparencia y la competencia”.

Por su parte, Adela Goberna (ALAI) señaló que la economía de datos es una oportunidad para América Latina y para la masificación de las pymes, mientras que Fernando Rojas (CEPAL) afirmó que es necesaria una armonización regulatoria en materia de consolidación de un mercado regional.

 

Redes comunitarias: “El 86% de los latinoamericanos vive en zonas donde hay cobertura, el mayor condicionante para la brecha de acceso no es la infraestructura, si no la brecha de la pobreza”

El Director Regional de ASIET y miembro del Comité de Programa del LACIGF, Andrés Sastre conversó sobre Redes Comunitarias junto a Oscar León (Citel), Sebastián Bellagamba (ISOC), Agustín Garzón (ENACOM), Lillian Chamorro (Colnodo), Ariel Graizer (CABASE) y Carlos Baca (Rhizomatica) en un panel moderado por Valeria Betancourt (APC).

Sastre apuntó a que “el mayor condicionante de acceso en la región no es la infraestructura de telecomunicaciones, si no la brecha socioeconómica, la de la pobreza”. “El 86% de los latinoamericanos vive en zonas donde hay cobertura”, subrayó; por lo que no se trata de decir sí o no a las Redes Comunitarias, si no que depende de cada contexto, “son una opción si se utilizan como complemento temporal para cerrar la Brecha Digital de forma acelerada, que es un imperativo ético y económico”, sostuvo, y llamó a realizar esfuerzos complementarios para universalizar el acceso, “es necesario reducir impuestos, facilitar acceso a espectro, permitir flexibilidad comercial”.

Por su parte, Lillian Chamorro (Colnodo) subrayó que “las redes comunitarias permiten el aprendizaje y la exploración, es un ecosistema donde está gobierno, comunidad técnica, incluso empresas”; Agustín Garzón (Enacom) explicó que “las redes comunitarias cumplen un rol fundamental en localidades chicas, donde a las empresas no les es rentable llegar”, Carlos Baca (Rhizomática) coincidió en su intervención al señalar que estas “están dando respuesta a la pregunta de cómo lograr mayor conectividad en las zonas rurales”; mientras que Sebastián Bellagamba (ISOC) alertó de que “conectar a quienes no están conectados se vuelve urgente”, puesto que el “costo para quienes no están conectados se va incrementando”. Finalmente, Ariel Graizer (Cabase) explicó que en definitiva “para brindar acceso a internet es necesario que exista un modelo de negocio, independientemente de que sea lucrativo o no, que permita que sea sustentable y perdure sin necesidad de financiamiento externo”.

“Tiene que existir una intervención para que el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (FONATEL) se utilice más eficientemente y de forma más ágil”

Con Jaime Palermo, Gerente de Telecomunicaciones del ICE Costa Rica, repasamos el avance y la actualidad del sector y su empresa en un país puntero en las TIC. Las necesidades regulatorias, el avance tecnológico, el desafío de las inversiones, y los resultados de su marca comercial: Kolbï.

Costa Rica presenta buenos índices de desarrollo digital, en general por encima de los promedios regionales. ¿Cómo evalúa el desarrollo del sector, y del ICE en particular, en los últimos años? ¿Cuáles señalaría como los principales retos a futuro?
El paso de un esquema de monopolio a un esquema de competencia obviamente implicaba un reto importante en determinar qué es y cómo opera una empresa como nosotros en un mundo competitivo. Para esto echamos mano a empresas amigas para conocer efectivamente como se opera en el campo. Y a partir de ahí nos dimos a la tarea de empezar a hacer los cambios que correspondían.

Desde el punto de vista tecnológico, ya habíamos pasado por TMA y por 2G, y en el 2009 se empezó la construcción e instalación de lo que era tercera generación, con lo que ya empezamos a desarrollar los datos móviles en el país, y lanzamos la marca Kolbi. En 2010 preparamos los planes de servicios hacia los clientes, la ejecución de lo que tenía que ver con los sistemas operativos que iban a soportar el nuevo mundo comercial, como las tecnologías para monitorear e inventariar la red de telecomunicaciones. Entonces hubo una gran decisión interna sobre si incursionar o no en el mercado prepago, y fue una gran decisión porque muchos pensaron que nosotros íbamos a mantener la condición de pospago. Decidimos entrar en el mercado de prepago y eso fue lo que nos potenció aún más, al punto de que hoy mantenemos el 60% del mercado total de servicios móviles.

“La inversión en telecomunicaciones en este país decreció por decisiones regulatorias erradas como homologar las tarifas del mundo móvil de datos con el mundo fijo de datos”

Desde el punto de vista regulatorio, hubo omisiones. En materia de regulación de tarifas y precios prácticamente las hemos mantenido desde el 1998 o 19999. Esto implicaba un reto mayor aún porque la inversión en telecomunicaciones en este país decreció. En todos los modelos crecen, pero aquí no sucedió porque el modelo de rebalanceo no se dio, por decisiones regulatorias erradas como homologar las tarifas del mundo móvil de datos con el mundo fijo de datos y decisiones que se postergaron por muchos años, que se tomaron el año pasado.

A partir del 2011, cuando se dio la entrada de los nuevos operadores, vino la discusión de si el ICE iba a sobrevivir. Hoy demostramos que no solo sobrevivimos, sino que somos la más fuerte en el país en materia de telecomunicaciones. Además, nos mantenemos vigentes y seguimos marcando pauta en materia de nuevas tecnologías. Nosotros fuimos la primera empresa en brindar servicio 4G en Centroamérica, y nuevamente lo hicimos el año pasado que lanzamos radio bases operando en 4.5G.

“Fuimos la primera empresa en brindar servicio 4G en Centroamérica, y nuevamente lo hicimos el año pasado que lanzamos radio bases operando en 4.5G”

El principal reto a futuro es que tenemos que cumplir un rol fundamental para Costa Rica, tenemos que hacer inversiones a pesar de que en muchos de los lugares no se vaya a retribuir de manera importante. Nosotros hemos desarrollado toda la infraestructura cumpliendo con el objetivo solidario y social con el país y hemos tratado de no descuidar esa parte. Hace un par de años hemos empezado a desarrollar proyectos de fibra óptica, y es así como tenemos comunidades rurales con redes de fibra óptica completa.

“tenemos que hacer inversiones a pesar de que en muchos de los lugares no se vaya a retribuir de manera importante”

Sobre nuestro proyecto de Fibra, en 2014 se tomó la decisión de “no más cobre” por parte de nuestra empresa y que todo lo que se viniera sería con fibra óptica. Ahí surge el proyecto de Fibra hasta el hogar que es lo que venimos desarrollando sin parar desde hace 3 años.  Nuestro plan es llegar a un millón de fibras en tres años.

¿Qué es lo que hay que hacer desde la política pública para que se pueda sostener las inversiones en este ecosistema?
Nosotros sentimos que lo que se ja hecho en materia de política pública ha sido un tanto débil. Hubo un muy buen intento por parte del ministro de telecomunicaciones anterior, donde prácticamente ellos estuvieron diseñando y planificando todo lo que iba a ser la infraestructura de redes de fibra del país. Sin embargo, el proyecto no avanzó y sentimos que debieron poder influenciar más sobre el órgano regulador. Sobre todo en el mundo móvil con el des balance de precios que mencioné anteriormente. Costa Rica cuenta con los precios más bajos (o casi) a nivel mundial.

“sentimos que lo que se ja hecho en materia de política pública ha sido un tanto débil”

La recuperación de inversiones es más a largo plazo.  Hoy por hoy hemos invertido mucho con recursos propios. Ahora necesitamos apalancamiento de otro tipo de organizaciones. Hoy las inversiones en fibra óptica las estamos haciendo a través de fideicomisos porque necesitamos hacerlo de alguna forma. El órgano regulador está desarrollando cambios en el último año. Noto más apertura, sin embargo, pareciera que hay un rezago importante en tiempo que necesitamos recuperarlo.

¿Qué otras prioridades observan en políticas públicas?
El tema de la regulación sobre el FONATEL (Fondo Nacional de Telecomunicaciones). Tiene que existir una intervención para que ese fondo se utilice más eficientemente. Hemos participado prácticamente en la mayoría de los concursos que han sacado, y casi que todas las contrataciones las ha ganado ICE, pero sentimos que podría haberse agilizado más y no tener esos dineros en bancos. Si se agilizara el tiempo de contratación. Ahora estamos para concursar en “hogares conectados”, nos ha ido bastante bien, pero a veces el proceso de adjudicación es muy lento. Ellos trabajan a través del Banco Nacional de Costa Rica y ciertamente se avanza, pero lento. En síntesis, hemos ido avanzando pero creo que pudimos haberlo hecho de manera más rápida si ese órgano hubiera tomado la decisión de que el ICE construyera dada la experiencia que tenía en esos temas. Pero vamos caminando con todos esos proyectos.

“En materia de espectro se ha tratado de ordenar, pero debería existir una política más fuerte, y en este sentido le toca al ministerio de las telecomunicaciones”

En materia de espectro se ha tratado de ordenar, pero debería existir una política más fuerte, y en este sentido le toca al ministerio de las telecomunicaciones. Ojalá que como órgano técnico no sufra muchos cambios porque esto lo que va a provocar son retrasos.

Además, influir mucho sobre las inversiones para todo lo que es educación y salud. Nosotros tenemos contratos donde vamos avanzando bastante bien, pero yo diría que deberíamos actuar de manera más agresiva junto con el gobierno central. Porque los beneficios son tangibles cuando uno ve que es lo que están haciendo en otros países. Nosotros no debemos tener sistemas de datos a escuelas o colegios con 10 MB cuando ya deberíamos estar enfilando a todos los centros educativos del país. Lo mismo con los centros de salud.

¿Cómo es la situación de Kolbi desde que se lanzó esa marca al mercado? ¿Cuáles considera son sus principales fortalezas?
La idea de tener una marca de telecomunicaciones es, tal como lo han hecho otras marcas, de diferenciarnos de lo que éramos antes. Nosotros optamos por la marca Kolbi que representa una rana que se encuentra en zonas vírgenes de nuestro país, muy cercana, alegre, amigable. Ese es el rostro que le hemos querido dar a esta marca. Los informes indican que el crecimiento que la marca ha tenido es un fenómeno que no se da muy seguido.

“Los informes indican que el crecimiento que la marca Kolbï ha tenido es un fenómeno que no se da muy seguido”

Esto implica un reto muy grande, buscamos que sea admirada y querida a nivel país, y eso implica que tenemos que hacer inversiones en este sentido. Desde la venta de un servicio, servicio al cliente, posventa, como también las inversiones para que podamos tener una red robusta y de calidad. Uno de los retos más grande es darle más ancho de banda a los clientes como lo hemos hecho con el 4.5, sin aumentar los precios. Lo cierto es que ha sido un proceso exitoso, estamos con 4.5G funcionando y este año queremos hacer un despliegue a nivel nacional, no solo en áreas metropolitanas sino en todo el país.

“estamos con 4.5G funcionando y este año queremos hacer un despliegue a nivel nacional, no solo en áreas metropolitanas sino en todo el país”

Tecnológicamente estamos incursionando en TV de manera más agresiva, tenemos una plataforma para televisión IP totalmente digital ya operando y estamos en negociaciones para incursionar también en OTT. Estamos trabajando en despliegue de fibra óptica, en fin, en todos estos ámbitos estamos trabajando para seguir cumpliendo las expectativas de los clientes.

Más de 300 personas de toda la región se darán cita en Buenos Aires para discutir sobre gobernanza de Internet

La  Reunión Preparatoria de Latinoamérica y el Caribe para el Foro de Gobernanza de Internet (LACIGF), se realizará este año del 31 de julio al 2 de agosto en el hotel Scala de la ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

El LACIGF es un espacio para el diálogo multisectorial en el que la sociedad civil, la comunidad técnica, la academia, el sector privado y público, presentan y discuten sus perspectivas en materia de Gobernanza de Internet.

Más de 300 personas de diversos puntos de América Latina y el Caribe, asistirán a este espacio de debate e identificación de las prioridades regionales, para ampliar la participación y contribución de la región en los debates del Foro de Gobernanza de Internet (FGI).

La agenda del LACIGF, elaborada de forma colaborativa por la comunidad de Internet regional, está conformada por más de diez sesiones que incluirán, entre otros asuntos relevantes, los siguientes temas:

– Protección de datos personales con una perspectiva de derecho;

– Preocupaciones sobre la neutralidad de la red y el futuro de Internet;

– Economía digital, claves en el desarrollo del entorno digital;

– Redes comunitarias: presentación de  logros y desafíos que enfrentan las redes de acceso a Internet, construidas y operadas por ciudadanos como alternativas para llegar a los que no están conectados en su comunidad.

Además, se destacan las presentaciones de los oradores principales Raúl Echeberría, Vicepresidente de Involucramiento Global de Internet Society (ISOC), y Guilherme Canela, Consejero Regional de UNESCO para Comunicación e Información.

En su undécima edición, el evento es organizado por el Comité de Programa LACIGF en coordinación con el Comité Organizador Argentina LACIGF 2018 y el apoyo de los gobiernos de México, Chile y Colombia.

Cuenta a su vez con el apoyo de ALAI (Asociación Latinoamericana de Internet), APC (Asociación para el Progreso de las Comunicaciones), ASIET (Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones) Derechos Digitales, Facebook, Google, GSMA, ICANN (Corporación para la Asignación de Números y Nombres en Internet), IGFSA (Internet Governance Forum Support Association), ISOC (Internet Society) IPANDETEC (Instituto Panameño de Derecho y Nuevas Tecnologías), LACNIC (Registro de Direcciones de Internet de América Latina y el Caribe), LACTLD (Asociación de ccTLD de la región), Punto.LAT, NIC.BR (Núcleo de Información y Comunicación de Punto BR), CGI.BR (Comité Gestor de Internet de Brasil) y NIC México.

La inscripción al evento es gratuita, pero es necesario registrarse previamente en: https://eventos.lacnic.net/ev3/lacigf11/registry

Como es habitual, el LACIGF contará con transmisión en vivo en español, inglés y portugués.

Si desea obtener más información, por favor visite: https://lacigf.org/

La Digitalización de la Economía: un desafío para América Latina

Raúl Katz se desempeña como Director de Estudios de Estrategia Empresaria del Columbia Institute of Tele Information en la Universidad de Columbia (NY). Desde 2006 es presidente de Telecom Advisory Services, firma especializada en la consultoría de la industria de telecomunicaciones.

El Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina entre 2003 y 2016 ha crecido un 48%, de acuerdo con los datos del Banco Mundial. Sin embargo, la brecha en PIB per cápita que separa a la región latinoamericana del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que agrupa a los países que aportan el 70% del mercado mundial, ha crecido de US$ 23.117 en 2003 a US$ 28.553 en 2016.

Por otro lado, la contribución de la productividad total de los factores de capital, trabajo y materias primas, denominada productividad multifactorial, al crecimiento económico de la región para los últimos catorce años ha sido negativa (-0,48%). La caída de la productividad multifactorial de América Latina se contrapone a la tasa de crecimiento de la misma variable, para igual período, en otras economías como China (3,52%), Corea del Sur (3,46%), Rusia (1,92%), e India (1,76%).

La experiencia internacional demuestra que la digitalización es un factor muy importante en el crecimiento de la productividad. Nuestros estudios indican que un aumento del índice de digitalización de 1% resulta en un incremento de 0,32% en el producto bruto interno, de 0,26% en la productividad laboral, de 0,23% en la productividad multifactorial y de 0,09% en la contribución de las TIC a la productividad laboral[1].

La experiencia internacional demuestra que la digitalización es un factor muy importante en el crecimiento de la productividad.

En este contexto, la pregunta clave es ¿Cómo América Latina puede acelerar el desarrollo de su digitalización y desplegar una infraestructura digital de clase mundial? Este interrogante se genera teniendo en cuenta que el tráfico de telecomunicaciones se encuentra creciendo en la región un 20% anualmente. Frente a esto, quien más invierte en infraestructura es el ámbito privado para evitar que las redes caigan por no soportar el creciente tráfico de datos y así, superar el desafío de soportar dicho crecimiento. Ante este panorama, el ámbito público, aparece solamente como un contribuyente a la causa.

La inversión en infraestructura de Telecomunicaciones, se encuentra a la baja en todo el mundo, motivada por el descenso en los ingresos de las empresas. La inversión de los países de la OCDE es tres veces mayor que la que se da en los países de Latinoamérica y el Caribe. Esta diferencia, se traduce en puntos claves como los avances en la penetración de Fibra Óptica, la velocidad de Banda Ancha (fija y móvil) y en menor medida la cobertura 4G.

América Latina debe establecer prioridades en la mejora de su infraestructura de telecomunicaciones para llevarla a un nivel de clase mundial.

Por este motivo, es que América Latina debe establecer prioridades en la mejora de su infraestructura de telecomunicaciones para llevarla a un nivel de clase mundial. La primera de esas prioridades es el despliegue aun mas intenso de última milla en redes de banda ancha. Existen en la actualidad en muchos países de la región, redes troncales nacionales que han expandido la cobertura hasta los puntos de presencia, pero no en la última milla. La cobertura promedio de banda ancha fija es del 93%, pero existen grandes diferencias de calidad de servicio entre las zonas metropolitanas y el resto del territorio.

En segundo lugar, generar redes de banda ancha ultra-rápidas. Las conexiones de fibra óptica representan tan solo 6% de las líneas de banda ancha. El despliegue limitado afecta la calidad de servicio, siendo la velocidad de descarga promedio de 6.4 Mbps. En este caso, la investigación demuestra que si se lograra una duplicación de velocidad de descarga, se generaría un aumento adicional del PIB de 0.30%[2].

Por último, el despliegue de redes 5G. Esta tecnología es crítica en términos de impacto en la digitalización de la producción y entrega de servicios públicos. La región ya está rezagada en sus planes de despliegue y es muy importante tener en cuenta al momento de implementarla, que la inversión requerida es extremadamente alta, aunque también lo son sus beneficios.

Para el logro de estos objetivos, es necesario el aumento de las inversiones, es decir, revertir la tendencia que tienen a la baja, y para ello es fundamental la presencia de las inversiones por parte de las empresas privadas de telecomunicaciones. El aumento de estas, depende de la migración a niveles de competencia moderados que incentive a los empresarios a tener que mejorar su infraestructura para poder ser más competitivos.

Las estructuras industriales consolidadas deben estar acompañadas con estímulos a la inversión. En el 2006, el mercado de telecomunicaciones de América Latina generó ventas por US$ 111,281 millones. A estos ingresos, se le debe restar los costos que afrontan las empresas para la prestación del servicio, por lo que les queda un monto de margen bruto de US$ 35.429 Millones. Pero de ese margen, han surgido inversiones por US$ 22,711 millones, -dividido en Infraestructura por US$ 22,109 millones y Pagos por espectro y permisos por US$ 602 mil-. A su vez, el mercado paga US$ 5,980 millones en Impuesto a la renta y cargas sociales, y US$ 3,460 millones en Contribuciones, impuestos y tasas especiales.

De esta forma, se puede observar como el nivel de gastos por inversión y pago de contribuciones, impuestos y tasas especiales, reducen ampliamente el margen de ganancia de las empresas (US$ 3,278 Millones), y, en consecuencia, perjudica la capacidad de inversión. Por eso, es importante encontrar una solución a la asimetría que se genera entre los ingresos y las inversiones.

En estructuras de mercado concentradas, la función regulatoria es fundamental a dos niveles: el Monitoreo en tiempo real de comportamientos que afecten el bienestar de consumidores y el Diseño de remedios correctivos. En entornos convergentes con cadenas de valor integradas, el regulador debe tener capacidad para controlar la existencia de asimetrías: Control de dominancia y/o asimetrías a lo largo de la cadena de valor y Necesidad de capacidad técnica en áreas nuevas.

Por su parte, la función de creación de incentivos a la inversión, se basa en garantizar simetrías entre sectores económicos en lo que se refiere al marco tributario, obtener Incentivos a la inversión privada para despliegue de infraestructura en zonas rurales y aisladas, y realizar políticas públicas que creen las condiciones para que se canalice la inversión privada en tecnologías digitales avanzadas (ejemplo, IoT, y 5G).

En este último caso, el Estado debe garantizar inversión donde el sector privado no invierte, construir redes troncales en regiones rurales y aisladas, realizar la promoción de redes de distribución de última milla para resolver la brecha digital (cooperativas, espectro no licenciado) y tener un manejo eficiente de los fondos de servicio universal.

En caso de que América Latina converja en el desarrollo de su digitalización con los niveles de los países de la OCDE, la región alcanzará al 2030 un PIB per cápita adicional de US$ 983 (o sea, US$ 11.164).

El retorno económico y social de estas recomendaciones es claro. En caso de que América Latina converja en el desarrollo de su digitalización con los niveles de los países de la OCDE, la región alcanzará al 2030 un PIB per cápita adicional de US$ 983 (o sea, US$ 11.164). El escenario de convergencia en la digitalización logrará generar para la región un PIB acumulado adicional de US$ 708.460 millones entre 2017 y 2030 y 411.000 empleos anuales. Por otro lado, si la digitalización no se acelera, el PIB latinoamericano pasaría de representar 22,55% del de la OCDE a 21,81%, con lo que la brecha económica se ampliaría aún más que en la actualidad.

En este punto reside el gran desafío latinoamericano. En un contexto de disminución de las tasas de crecimiento, una de las palancas más importantes para estimular el crecimiento económico es el aumento de la productividad y para que la misma aumente, se debe incrementar la digitalización.

[1] Katz, R. La digitalización: una clave para el futuro crecimiento de la productividad en América Latina.

[2] Rohman & Bohlin (2012), “Does Broadband Speed Really Matter for Driving Economic Growth?”

Paraguay: Hacia una nueva Sociedad Digital

En pocos días, tendremos en el Paraguay un nuevo gobierno; y con el mismo volverá la esperanza por que sean abordados de forma urgente los grandes temas que reclama la sociedad, como la educación, la salud, la seguridad, y el abordaje de una economía en crecimiento.   Estos son los temas esenciales para los paraguayos, y el termómetro de cómo le va a un gobierno. Hoy día todos estos temas relevantes están de una u otra manera tecnológicamente ligados al Ecosistema Digital, y por ende a las Telecomunicaciones.  En un país como el nuestro donde aún queda mucho por hacer, y donde la economía gira en torno a la producción de la agricultura y ganadería, el seguir creciendo como país en infraestructura y servicios nos posibilitara llegar a los niveles esperados por la población.  Pero en un país donde falta mucho aun por hacer, el camino al crecimiento puede parecer largo de no desplegarse las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) hoy día existentes.

Como país con grandes desigualdades no podemos dejar pasar el tren que nos presenta la tecnología para corregir en gran medida estas asimetrías existentes

El sector de las Telecomunicaciones, al cual pertenecemos, es el que nos permite estar comunicados independientemente de distancias y nivel social, el que nos permite acceder a las redes sociales, compartir sentimientos y experiencias, y nos posibilita acceder a nuevas formas de entretenimiento. Hoy, gracias al avance tecnológico las TIC nos permiten acortar los caminos y hacer más fácil llevar adelantes planes de educación, salud y seguridad de manera inclusiva, así como obtener una mayor productividad país, y por ende un mayor crecimiento económico.  Este mismo sector se caracteriza por ser uno de los de más dinamismo y competitividad, y por su innovación tecnológica constante. Este sector ha realizado inversiones y desplegado sus redes, posibilitando que una herramienta tan fenomenal como lo es Internet, sirva de motor de desarrollo e inclusión, nivelando la educación y permitiendo que el mismo contenido relevante pueda ser accedido por personas de diferentes extractos sociales.  Como país con grandes desigualdades no podemos dejar pasar el tren que nos presenta la tecnología para corregir en gran medida estas asimetrías existentes

Por lo expuesto anteriormente es que el gobierno que viene tiene la brillante oportunidad, de a través de una agenda digital ambiciosa incorporar las TIC en los procesos productivos preparándonos  para una próxima y cercana integración regional digital. Para eso, este sector tendrá que seguir invirtiendo y creciendo en redes con las próximas actualizaciones tecnológicas, donde la masificación de la fibra óptica y la llegada del 5G serán necesarias a corto y medio plazo para  soportar el tráfico de datos que requerirán IoT, y los aplicativos que  servirán para mejorar los servicios de salud, educación, o seguridad; y en definitiva permitir aspirar a un mejor nivel de vida y a un aumento de la productividad.  Será necesario que dichas redes y tecnología lleguen a todos los puntos del país, pues de no hacerlo solo se estará aumentando la brecha y desigualdad dentro del mismo país.  Estas inversiones tendrán que ser enormes, y es aquí donde el gobierno deberá jugar un papel importante como impulsor de políticas públicas que permitan llevar adelante una agenda digital ambiciosa, e incentive a todos los actores a su aplicación.

El nuevo ejecutivo tiene que garantizar un espectro barato y en igualdad de condiciones para todos, tomando acciones que permitan corregir asimetrías;  fomentar el desarrollo de redes de Telecomunicaciones a nivel nacional que permitan soportar el crecimiento exponencial del tráfico en el nuevo ecosistema digital; fomentar la adopción de tecnologías digitales por parte de las empresas para lograr la transformación productiva y un esencial aumento de la productividad y competitividad; desarrollar planes de capacitación digital para la población y en especial para los sitios más alejados, lo que posibilitara además de una eficiente implementación y utilización de los recursos, el desarrollo de contenidos locales.

La mejor herramienta para ser más productivos, en especial en un país como el nuestro, es el aumento de los niveles de digitalización.

Sabemos que se viene para la región una etapa de disminución de la tasa de crecimiento económico para los próximos años, y una de las palancas más importantes para estimular el crecimiento económico es el aumento de la productividad.  La mejor herramienta para ser más productivos, en especial en un país como el nuestro, es el aumento de los niveles de digitalización. Esto es posible, y estamos a tiempo como país de no dejar pasar el tren tecnológico que nos posibilitara dicho salto sustancial. Depende de los actores públicos y privados poder, bajo una agenda digital país ambiciosa, permitirnos ser participes del crecimiento posible en un mundo cada vez más globalizado, conectado, y plano.

Especialistas globales del sector público y privado de las TIC debatieron las ‘nuevas fronteras regulatorias’ del Ecosistema Digital

Entre el 9 y el 11 de julio se celebró en Ginebra (Suiza) la 18ª edición del Simposio Global de Reguladores (GSR de sus siglas en inglés) organizado por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT). Se trata del encuentro de especialistas del sector público privado en políticas TIC más importante en el mundo.

El Foro estuvo presidido por Sorin Grindeanu presidente del organismo regulador de Rumania y contó con la participación del Secretario General de la UIT, Houlin Zhao, y del Director de la BDT, Brahima Sanou, en las sesiones de apertura y clausura. El tema elegido para el Simposio de este año ha sido las “Nuevas fronteras regulatorias”, y se abordaron temas como: el papel de los reguladores; la Inteligencia Artificial (IA), Internet de las Cosas (IoT) y ciberseguridad; el poder transformador de las tecnologías; el espectro e infraestructura necesarios para las sociedades inteligentes; cómo mejorar la gobernanza y la protección de los consumidores; o cómo la regulación horizontal puede empoderar a los consumidores.

El primer día del GSR se dedicó al diálogo entre la Industria y los Organismos Reguladores, los responsables políticos y los Miembros de Sector del UIT-D en el marco del evento introductorio a la temática del simposio Diálogo Mundial sobre IA, IoT y ciberseguridad: Retos y oportunidades en materia de política y regulación”. El segundo día se mantuvieron dos reuniones paralelas, una de las asociaciones de reguladores, y una segunda de los Directores de Regulación (CRO)/Reunión del Grupo Asesor Industrial para el Desarrollo (IAGD), enfocada principalmente al sector privado

Parte del segundo día y los dos días restantes se dedicaron a las sesiones principales del GSR, complementando a los objetivos de la sesión del primer día, continuando con los objetivos del “Diálogo Mundial entre Reguladores y Sector Privado (Global Regulators-Industry Dialogue (GRID)”, debate público privado con el fin de escuchar a todas las partes interesadas.

El resto de las sesiones y jornadas se estructuraron sobre los siguientes puntos: Regulación habitual para IoT, IA y 5G; Dominar las nuevas fronteras regulatorias; La identidad digital en diversas plataformas – ¿podría contribuir esto al logro de los ODS y fomentar la inclusión universal; y El ser humano en el medio: ¿Cómo proteger los datos personales en una economía basada en datos inteligentes?. Junto a estas sesiones se presentó un “Manual Regulatorio y Directrices (Regulatory Toolkit and Guidelines)” fruto del trabajo del grupo de trabajo homónimo, dedicado principalmente a la problemática regulatoria que afecta al movimiento transfronterizo de equipos en los casos de emergencias.

En el cuarto día se mantuvieron dos sesiones paralelas, una de reguladores y otra del sector privado, para finalizar con una mesa redonda abierta a todos los participantes. El GSR concluyó con la adopción por los Organismos Reguladores de un conjunto de Directrices sobre Mejores Prácticas[1].

Nota sobre el desarrollo del evento
El SGR, anteriormente cerrado exclusivamente a los reguladores, se ha transformado en un foro abierto a los miembros del sector privado (industria) del UIT D. La UIT, especialmente el Sector de Desarrollo (UIT D) está interesado en contar con la opinión, y sobre todo colaboración de la industria para la consecución de sus objetivos, de ahí las constantes llamadas a participar en las actividades que organiza, es consciente que sin el acuerdo con la industria (operadores) cualquier política que emprenda está destinada a resultados mínimos. La participación del sector privado en el SGR, aparte de lo ya mencionado sobre el Diálogo Mundial entre Reguladores y Sector Privado (Global Regulators-Industry Dialogue (GRID)), el sector privado, como ya se ha mencionado, tiene su propio espacio en la reunión del CRO

La reunión del Grupo de trabajo donde participan los responsables regulatorios del sector privado (CRO- Chief Regulatory Officers)) de la industria de las TIC, con el fin de asesorar al UIT D en aspectos del Simposio (organización y temáticas), está enfocada a facilitar la discusión y el intercambio de información sobre las tecnologías digitales emergentes que conducen la transformación digital. En esta ocasión se celebró en conjunción con la primera reunión del  Grupo Consultivo Sectorial para Asuntos de Desarrollo (IAGDI – Industry Advisory Group for Development Issues). La reunión del  IAGDI, pidió que se adoptaran medidas para facilitar el acceso a la conectividad para todos de manera sostenible, fomentando la inclusión, posibilitando el despliegue ubicuo de infraestructuras, impulsando la adopción de la banda ancha y creando un entorno en el que la innovación pueda florecer. Actualmente el grupo (CRO) está presidido por Mr. Bocar A. BA, Chief Executive Officer (CEO) de SAMENA Telecommunication Council[2].

Los principales puntos abordados en esta reunión fueron:

  • Asegurar los flujos de datos transfronterizos como un catalizador clave de la transformación digital.
  • La cuarta revolución industrial: nuevas tecnologías y políticas favorables para un desarrollo mejor, más inclusivo y sostenible.
  • Ecosistemas digitales sostenibles para el desarrollo intersectorial.
  • Mantener al ser humano en el centro de un futuro digital sostenible.

Los resultados de la reunión pueden consultarse en : https://www.itu.int/en/ITU-D/Conferences/CRO/Documents/2018/CRO-IAGDI_Outcome.pdf

Resultados del GSR 18

  • Elaboración de una serie de Directrices de mejores prácticas respecto de las nuevas fronteras regulatorias para alcanzar la transformación digital.
  • Informe de la reunión de Asociaciones de Reguladores.
  • Informe de la reunión conjunta CRO/IAGDI.

Estos resultados de la reunión serán incorporados en el Informe regulatorio anual de la UIT, “Tendencias en la reforma de las Telecomunicaciones”.

[1] https://www.itu.int/net4/ITU-D/CDS/GSR/2018/documents/Guidelines/GSR-18_BPG_Final-S.PDF

[2] SAMENA Telecommunication Council es la asociación de telecomunicaciones que engloba a las principales empresas de telecomunicaciones y TIC de las tres regiones (Sudeste Asiático, Oriente Medio y Norte de África) con la que actualmente ASIET tiene un acuerdo de cooperación. 

“En ASIET creemos que debe haber una agenda digital conjunta entre la UE y América Latina, multistakeholder, que permita enriquecer ambas regiones”

El Director de Políticas Públicas de ASIET, Juan Jung, participó en Bruselas en el taller sobre cooperación digital entre la Unión Europea y América Latina y Caribe.

Entre el 3 y el 4 de julio tuvo lugar en Bruselas el taller organizado por la Comisión Europea, en el que Juan Jung conversó  sobre la futura colaboración digital institucional basada en la experiencia del mercado único digital. El encuentro buscaba respaldar los esfuerzos para crear una economía digital regional y sentar las bases para una futura cooperación a largo plazo entre la UE y América Latina. Los trabajos se centraron en la convergencia de normativas y políticas digitales gracias al intercambio de experiencias y a los debates acerca de la normativa de mercados digitales, plataformas y comercio electrónico, políticas de medios de comunicación y audiovisuales, y ciberseguridad.

En el foro se debatieron temáticas como los logros del mercado único digital de la UE; la situación actual de la cooperación UE-LAC en la economía digital; la actualización de la regulación de telecomunicaciones; la ciberseguridad; los derechos de autor; el  eCommerce; o la futura colaboración digital institucional entre ambas regiones basada en la experiencia del mercado único digital de la UE.

En este último panel, moderado por David Ringrose (Comisión Europea), participó Juan Jung, junto a Mauricio Agudelo (CAF),  Mario Cimoli (CEPAL), Julián David Zuluaga (Alianza del Pacífico) y Víctor Martínez (IFT / REGULATEL). Durante su intervención, Jung afirmó que “en ASIET creemos que debe haber una agenda digital conjunta entre la UE y América Latina, multistakeholder, que permita enriquecer ambas regiones” porque ahora mismo “se sitúan por detrás de los Estados Unidos en lo que respecta al dinamismo de su Economía Digital”,  expuso que “es necesario acelerar los procesos de digitalización, lograr la plena inclusión de los ciudadanos en la Sociedad de la Información y aprovechar esta Cuarta Revolución Industrial”; y añadió que “el internet industrial cuenta con una enorme potencialidad como palanca de crecimiento, por lo que se hace necesario analizar su rol clave para el futuro y debatir acerca de posibles iniciativas que permitan incentivar la adopción y uso intensivo de la digitalización por parte de empresas de ambas regiones”.

Jung explicó que “es de interés potenciar al máximo las oportunidades que brindan las tecnologías digitales para avanzar hacia economías más complejas”, por lo que es clave “avanzar en el intercambio de buenas prácticas regulatorias, fiscales, institucionales en favor de la innovación y el desarrollo acelerado del Ecosistema Digital”. Sobre la construcción de un Mercado Digital Regional dijo que  es “propicio discutir acerca de las potencialidades de generar estos espacios comerciales, así como las oportunidades que se derivarían de un eventual futuro acuerdo sectorial UE-LATAM en la materia”.

Sigue en twitter a @DSMeu y @Mercado_eLAC

Más información, participantes y presentaciones.

Actualidad

Notas de prensa

Opinión

La Digitalización de la Economía: un desafío para América Latina

Raúl Katz
Presidente Telecom Advisory Services

Paraguay: Hacia una nueva Sociedad Digital

Sante Vallese
Asesor Presidencia Copaco S.A.
X

Nuestra Asociación trata la información que nos facilita con el fin de enviarle, vía mail, información promocional relacionada con nuestros productos y servicios e invitarle a eventos organizados por ASIET. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad.

Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones estamos tratando sus datos personales, por tanto, tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.

Cualquier comunicación puede ser dirigida a Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones - NIF: G28813095 Dir. postal: C/ López de Hoyos 35, plta 1, 28002 Madrid correo electrónico: asiet@tel.lat